Micropartículas de plástico, fuente de contaminación para los océanos

Lavar ropa y conducir vehículos son actividades diarias que contribuyen significativamente a la contaminación de los océanos, ya que los textiles sintéticos y los neumáticos liberan micropartículas...

Lavar ropa y conducir vehículos son actividades diarias que contribuyen significativamente a la contaminación de los océanos, ya que los textiles sintéticos y los neumáticos liberan micropartículas que por ahora no han sido gestionadas como residuos, a diferencia de los plásticos grandes.

En un nuevo informe, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) reveló este miércoles que las partículas de plástico de neumáticos para automóviles y de productos textiles, como ropa sintética, son unas de las mayores fuentes de contaminación en los océanos.

Esas pequeñas partículas de plástico, provenientes principalmente de los países desarrollados, contribuyen hasta en un 30 por ciento a la contaminación de los mares y océanos, estimó la organización con sede en la ciudad suiza de Gland.

Las principales fuentes de esas partículas incluyen llantas de automóviles y textiles sintéticos, pero también letreros viales, productos de cuidado personal, bolitas y bolsas de plástico, así como polvo de las ciudades, las cuales entran en los océanos a través de siete regiones geográficas.

La UICN indicó que entre 15 y 31 por ciento de las alrededor de 9.5 millones de toneladas de plástico liberadas a los mares cada año podrían ser microplásticos primarios, casi dos tercios de los cuales provienen de la abrasión de neumáticos durante la conducción y del lavado de textiles sintéticos.

“Nuestras actividades diarias, tales como lavar ropa y conducir nuestros vehículos, contribuyen significativamente a la contaminación que asfixia nuestros océanos, con efectos potencialmente desastrosos para la rica diversidad de la vida marítima”, afirmó Inger Andersen, director general de la UICN.

Estos hallazgos revelan la importancia de mirar más allá de la actual gestión de los residuos para hacer frente a la contaminación de los océanos en su totalidad, por lo que la participación del sector privado es esencial, precisó la organización.

Aunque en algunas partes del mundo desarrollado cuentan con una gestión eficaz de los residuos, como América del Norte, los microplásticos son una fuente importante de contaminación, aunque también en Asia, América del Sur y Europa.

Esta situación tiene importantes implicaciones para la estrategia global contra la contaminación de los mares, la cual actualmente se centra en la reducción de los residuos plásticos, señaló Joao de Sousa, director del Proyecto Marino del Programa Mundial de la UICN.

Sugirió que las soluciones deben incluir productos e infraestructura para tratar estas micropartículas plásticas, pero, muy importante, el comportamiento del consumidor pues éste podría elegir tejidos naturales sobre los sintéticos al adquirir ropa, por ejemplo.

La contaminación por plástico perjudica a la fauna marina y se cree que se acumulan en la cadena trófica, con consecuencias potencialmente negativas para la salud humana y los frágiles ecosistemas marinos.