España y México, más que socios "hermanos y compañeros"

El embajador de España en México, Luis Fernández-Cid, destacó que la relación comercial entre ambos países es extraordinaria, aunque se busca mejorar en áreas que aún tienen vacíos y en donde existen...

El embajador de España en México, Luis Fernández-Cid, destacó que la relación comercial entre ambos países es extraordinaria, aunque se busca mejorar en áreas que aún tienen vacíos y en donde existen oportunidades de crecimiento.

En entrevista con Notimex, el diplomático apuntó que España es el segundo país a nivel global que más invierte en México, tan solo después de los Estados Unidos, con una cartera acumulada de más de 55 mil millones de euros.

En ese sentido, añadió que tienen una presencia comercial y empresarial muy fuerte en el país, con más de cinco mil 700 empresas españolas presentes, que además se complementa con una buena relación cultural y humana.

Sobre las oportunidades de México para llegar a otros mercados, ante el actual relación con Estados Unidos, comentó que "España siempre ve en México a su socio, hermano y compañero, y buscamos que la relación se aún más extraordinaria".

Al respecto refirió que entre algunas de las áreas para sostener dicho desarrollo se encuentra el sector financiero, puesto que el sector bancario está muy presente en México, pero también el de la construcción, las obras públicas y el turismo.

De igual forma mencionó que la generación y distribución de energía es un campo a explotar, pero también sectores novedosos como el tratamiento de agua o las energías limpias, en donde los avances que existen son bienvenidos.

En suma "lo que tenemos es una relación que va de la mano hacia el futuro, siempre buscando cualquier espacio que haya. Es una relación que va más allá de lo estratégico en la que trabajamos los dos para ir siempre hacia adelante y hacer grandes cosas", puntualizó.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Estado de Comercio de dicha nación, en 2015 la exportaciones españolas a México se ubicaron en cuatro mil 265.6 millones de euros, lo que representó un aumento anual de 23 por ciento, con lo que se ubicó como el primer destino en América Latina.

Mientras que las importaciones de productos mexicanos sumaron tres mil 614.2 millones de euros, 23 por ciento menos respecto a 2014, lo cual dejó una balanza comercial favorable para España de 654 millones de euros.