Cámara de Diputados otorga galardón Mexitli a Eduardo Matos Moctezuma

La LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados rindió un homenaje al destacado arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).En el...

La LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados rindió un homenaje al destacado arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En el marco del Día Internacional de la Lengua Materna y en reconocimiento a sus 50 años de trayectoria, el investigador recibió el galardón Mexitli, obra escultórica que recuerda al sacerdote que condujo a los mexicas hacia Tenochtitlan, autoría de Pedro Ramírez Ponzanelli.

En el Salón Verde de la Cámara de Diputados, el arqueólogo se mostró agradecido por la entrega del galardón ante el órgano legislativo, representado por el presidente de la Mesa Directiva, Javier Bolaños Aguilar, informó el INAH en un comunicado.

Asimismo, Matos Moctezuma informó que en octubre de este año iniciará la Cátedra de la Universidad de Harvard que lleva su nombre, actividad académica binacional entre México y Estados Unidos, la cual comenzará con una ponencia del arqueólogo en el Museo Nacional de Antropología.

“La idea es que durante los próximos cinco años haya presencia de especialistas nacionales y extranjeros en las distintas ramas antropológicas”, añadió.

Para la inauguración de la cátedra se tiene prevista la asistencia de autoridades de la universidad ubicada en Cambridge, Massachusetts, específicamente de su Centro para Estudios Latinoamericanos David Rockefeller y de su Archivo Mesoamericano.

Conocido por su defensa del México multilingüe, el investigador emérito del INAH manifestó que las cerca de 70 lenguas indígenas que se hablan en el país, deberían declararse Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO.

“Es preocupante que alrededor de la mitad de las hablas indígenas de nuestro país estén experimentado desplazamiento lingüístico, muchas de ellas están en esa vía. Se necesitan acciones que reduzcan este proceso considerando lo asentado en el Artículo 2 constitucional, referente a la composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas”, expresó.

De igual forma, el maestro en Ciencias Antropológicas ofreció una conferencia sobre el Escudo Nacional,  “el único símbolo prehispánico sobreviviente a la colonización”: el águila posada sobre una nopalera, señal para los mexicas de que habían llegado al lugar elegido.

Esto, añadió, porque en un momento desafiante para México y para los connacionales que se encuentran en Estados Unidos, es importante recuperar sus signos de resistencia.

“Es el mejor momento para echar pa’lante y qué mejor que hablar de lo que nos identifica a nivel internacional: la Bandera y el Escudo nacionales”, expresó Eduardo Matos, cuya pasión por la arqueología lo ha llevado a explorar sitios como Cholula, Comalcalco, Bonampak, Tula y Teotihuacan, pero sobre todo el Templo Mayor de México-Tenochtitlan.

Ante los asistentes, entre ellos los embajadores de Bulgaria, Costa Rica y Ecuador: Valentin Modev, María Eugenia Venegas Renauld y Leonardo Arizag, hizo un recorrido de cómo el signo del águila posada en la nopalera resistió el embate español y tres siglos de Colonia, para erigirse en símbolo de la nación mexicana.

Para ello retomó una imagen del Teocalli de la Guerra Sagrada, un monumento prehispánico hallado a inicios del siglo XX en las inmediaciones de Palacio Nacional, donde aparece esa representación, en la que el águila, encarnación del dios Huitzilopochtli, no devora una serpiente, sino el atlachinolli (“agua quemada”).

Refirió que además de códices como el Durán y el Mendocino, el icono se halla en portadas de iglesias del siglo XVI, como las de Yuriria y Tulpetlac.

El águila mexica aparecería incluso junto a la Virgen de Guadalupe, símbolo insurgente elegido por Miguel Hidalgo. José María Morelos y Pavón, y convertiría al águila (coronada) sobre el tunal, en el centro de la bandera de sus ejércitos.

Además resaltó que el escudo del águila fuera el símbolo de las banderas mexicanas durante el primer y segundo imperios, con Agustín de Iturbide y Maximiliano de Habsburgo,  respectivamente, y en la República Restaurada (1867-1881).

Finalmente, el arqueólogo mexicano aseguró que “estos elementos, el Escudo y la Bandera nacionales, son fundamentos de nuestra historia, porque marcan su devenir y lo que somos actualmente”.