Medidas migratorias de Trump preocupan a congresistas de Florida

Dos congresistas republicanos del sur de Florida expresaron su preocupación por las medidas anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que abren la puerta a las deportaciones...

Dos congresistas republicanos del sur de Florida expresaron su preocupación por las medidas anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que abren la puerta a las deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados.

La representante Ileana Ross-Lehtinen alertó que "si tienes una red muy amplia" podrán ser detenidos algunos criminales,  "pero también mucha gente buena que no tiene documentos y que no han cometido crímenes violentos.

La congresista también mostró preocupación porque dicha política migratoria se vaya a aplicar como una “barredora”, sobre todo en Miami, que ha sido una comunidad amigable con los inmigrantes.

El congresista Carlos Curbelo calificó por su parte las medidas como “curitas”, tiras adhesivas para cubrir heridas pequeñas, al sistema migratorio, y dijo “que las leyes migratorias no las puede hacer ningún presidente solo, necesita colaborar con el Congreso”.

Ambos congresistas de origen cubano se pronunciaron por una reforma migratoria durante una rueda de prensa en la que se destacaron los aportes de la comunidad inmigrante a la economía del condado de Miami-Dade, a través de la incubadora de empresas Venture Hive.

En la cita se dieron a conocer cifras del estudio New American Economy, según el cual, los inmigrantes que residen en el área metropolitana de Miami representan casi 40 por ciento de la población de la ciudad y tienen un poder de compra de 42 mil 200 millones de dólares.

“La inmigración no es un problema, es una oportunidad”, sostuvo Ross-Lehtinen, flanqueada por jovenes empresarios de Venezuela, Argentina, República Dominicana, Francia, Italia y Bélgica, que han invertido en Miami apoyados por Venture Hive.

“Queremos decirle al mundo que el sur de Florida es un lugar donde los inmigrantes vienen a crear empleos”, señaló la congresista, quien destacó que en esta región hay 220 mil empresarios de origen extranjero.

Curbelo afirmó que mucha gente en Estados Unidos está en desacuerdo con la inmigración porque en la última década los políticos no han sido capaces de generar una reforma migratoria y por eso “hay mucho rencor en el país”.

El Departamento de Seguridad Interna (DHS) ordenó este martes la contratación de más de 15 mil oficiales para detener y deportar inmigrantes indocumentados y ampliar un programa que autorizará a policías locales a actuar como oficiales de migración.

Durante el gobierno del presidente Barack Obama (2009-20017), la prioridad era deportar a los indocumentados declarados culpables de delitos serios, pero ahora los agentes de migración han recibido órdenes de expulsar a cualquier persona contra quien se haya dictado un fallo de culpabilidad por cualquier infracción.