Politécnico Nacional pide mayor atención a la medicina aeroespacial

El futuro de la medicina aeroespacial es brillante y halagüeño, destacó el asesor científico del Centro de Desarrollo Aeroespacial (CDA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Ramiro Iglesias Leal...

El futuro de la medicina aeroespacial es brillante y halagüeño, destacó el asesor científico del Centro de Desarrollo Aeroespacial (CDA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Ramiro Iglesias Leal.

Prueba de ello, explicó, es que los procedimientos clínicos que se utilizan en los astronautas que están en el espacio también sirven para atender a las poblaciones aisladas, en pequeñas islas continentales, reclusorios, plataformas marítimas petroleras o damnificados por catástrofes naturales.

El asesor del Politécnico consideró indispensable que las instituciones de educación superior incorporen las ciencias espaciales en los planes de estudio de la carrera de medicina, ya que la tecnología que se destina a esa área del conocimiento aporta soluciones a los problemas de salud que vive el país.

Iglesias Leal dijo que el desarrollo de tecnología para la industria espacial permite su incorporación a nuevos procedimientos quirúrgicos y de nuevos fármacos que evitarán la pérdida del conocimiento o el mareo en los astronautas cuando regresan a la Tierra.

En el caso de México, detalló en un comunicado, la cardiología espacial es un tema académico, pero existen aportaciones muy importantes de la tecnología médica espacial hacia este rubro.

Informó que actualmente se sintetizan medicamentos más efectivos y si la industria farmacéutica se situara en el espacio, la ausencia de gravedad permitirá la producción de vacunas o proteínas ciento por ciento puras.

El también cardiólogo comentó que otra contribución importante es la telemedicina o medicina a distancia, la cual se implanta formalmente durante la exploración espacial, por la necesidad de brindar atención médica integral a los tripulantes de las misiones espaciales.

Este enfoque de la práctica médica es aplicable a las comunidades dispersas en el desierto, las zonas polares, la montaña, los grandes reclusorios y otros núcleos de población en zonas remotas, concluyó.