Amnistía Internacional alerta sobre derechos humanos de migrantes

En la presentación del reporte anual de Amnistía Internacional (AI) sobre los derechos humanos en el mundo, la sección Alemania de la organización, con sede en Berlín, criticó "la política de...

En la presentación del reporte anual de Amnistía Internacional (AI) sobre los derechos humanos en el mundo, la sección Alemania de la organización, con sede en Berlín, criticó "la política de exclusión que atenta contra los derechos humanos en el mundo".

"Vemos esta tendencia en Estados Unidos, donde a la gente se le priva de sus derechos por los decretos. Hemos documentado en el año 2016 este suceso en todas las regiones del mundo", dijo Markus N. Beeko, secretario general de AI en Alemania.

En el reporte se puso de manifiesto que las autoridades alemanas hicieron considerables esfuerzos en 2015 para acoger a un gran número de solicitantes de asilo que llegaron durante ese año, pero también destacó los aspectos negativos.

Indicó que al mismo tiempo las autoridades alemanas adoptaron un gran número de leyes restrictivas en cuanto a derechos de asilo y refugiados, destacando especialmente la que van en contra de la reunificación familiar.

El número de refugiados y solicitantes de asilo en 2016 se redujo considerablemente en comparación a 2015. El gobierno alemán registró aproximadamente 304 mil 900 llegadas de refugiados entre enero y noviembre, en comparación con las 890 mil en 2015.

En el reporte se destacó asimismo la capacidad para procesar las solicitudes de asilo durante el pasado año por parte de las autoridades alemanas, una toma de decisiones acelerada que llevó consigo una reducción de derechos y una menor concesión de estatus de refugiados.

Entre enero y noviembre un 59 por ciento de los solicitantes de asilo sirios obtuvieron el estatus de refugiados el pasado año, en comparación con el 99.6 por ciento en 2015.

En el apartado de torturas y otros maltratos en Alemania, el documento criticó la falta de efectividad y de investigación sobre las denuncias de maltrato perpetradas por la policía, así como el hecho de que no se estableció otro mecanismo de investigación para estas alegaciones y denuncias.

Se citaron también respecto al caso de Alemania las decenas de manifestaciones en contra de los refugiados y de signo antimusulmán que se registraron en el país en los primeros nueve meses del 2016, se contabilizaron 813 ataques contra los alojamientos de los refugiados, 254 de ellos con lesiones corporales.

En este sentido, Amnistía criticó el fallo de la falta de estrategia nacional por parte de las autoridades alemanas para prevenir estos ataques.

Pero el reporte informó sobre una situación peor a nivel mundial. Más de 60 millones de personas han sido expulsadas de sus hogares en todo el mundo. Muchos de ellos desde hace varios años se encuentran en la calle.

Los grupos armados llevaron a cabo en al menos en 36 países violaciones de los derechos humanos y al menos 156 defensores de esos derechos fueron asesinados.

Al menos 61 gobiernos tienen detenidos en prisión a personas que habían ejercido sus derechos y libertades fundamentales. En al menos 19 países se cometieron crímenes de guerra u otras violaciones del derecho internacional humanitario.