Alistan nueva temporada de ópera para niños; estrenarán "Brundibár"

La compañía mexicana independiente Arpegio se prepara para ofrecer en marzo una nueva Temporada de Ópera para niños con el estreno de las adaptaciones de los montajes "Brundibár" y "El elixir de amor...

La compañía mexicana independiente Arpegio se prepara para ofrecer en marzo una nueva Temporada de Ópera para niños con el estreno de las adaptaciones de los montajes "Brundibár" y "El elixir de amor", de Hans Krása y Gaetano Donizetti, respectivamente.

"Brundibár" es original del compositor checo alemán Hans Krása (1899-1944) y tendrá funciones los días 5 y 12 de marzo, en el marco del ciclo Lunario Niños; en tanto que "El Elíxir de amor", del italiano Donizetti (1797-1848) se presentará el 19 y 26 del mismo mes, todas a las 13:00 horas.

La primera pieza contará con la dirección de escena de Miguel Hernández-Bautista; musical de Jozef Olechowski y artística de Sylvia Rittner. La anécdota principal es sobre la unión y solidaridad infantil en la experiencia del Holocausto.

De acuerdo con información de El Lunario, aunque la historia original se desarrolla durante ese momento histórico, los realizadores sólo retoman algunos elementos de él para centrarse en el poderoso mensaje sobre la solidaridad que contiene la obra, lo cual hace que la historia de Brundibár siga vigente, no obstante que fue escrita en 1939 y su primera adaptación se realizó en 1942.

La directora Sylvia Rittner eligió esta ópera, justo por ese mensaje, pues considera que la solidaridad es un valor universal que debe resurgir dado el momento por el cual atraviesa el mundo.

Cabe destacar que la producción optó porque los personajes, creados originalmente para ser interpretados por niños, fueran hechos por adultos que contaran con experiencia suficiente para manejar y acercar temas al público, en especial a los niños, y están mejor preparados para los cambios de voz que se requieren en esta ópera.

"El elixir de amor", por su parte, contará con la dirección de escena de Jaime Matarredona y la artística de Sylvia Ritter.

La idea es hacer que el público se acerque de forma divertida a la obra de un gran autor del siglo XIX, a través de una de sus primeras óperas que se convirtió en un clásico. "En este caso es una comedia súper divertida. Se trata de darles esparcimiento a los niños", detalló Rittner.

El elixir de amor es una ópera italiana con pasajes muy cómicos, en la que Nemorino, un muchacho pobre, está enamorado de la joven Adina. Un día llega al pueblo Dulcamara, quien engaña a Nemorino vendiéndole un supuesto "elixir de amor", que no es más que vino de Burdeos y le hace creer que la bebida le ayudará para que conquiste a Adina.

Cuando la joven se compromete en matrimonio con el soldado Belcore, desesperado y ebrio, Nemorino se enrola en el ejército pero, de pronto, todas las mujeres del pueblo quieren conquistarlo. Él piensa que es por efecto del "elixir de amor", pero no es así.