Variables climatológicas y ecosistemas, claves para prevenir sequía

Gran parte del territorio nacional pertenece a regiones de climas áridos y semiáridos y las variables climatológicas, así como las relacionadas con ecosistemas son clave para monitorear sus...

Gran parte del territorio nacional pertenece a regiones de climas áridos y semiáridos y las variables climatológicas, así como las relacionadas con ecosistemas son clave para monitorear sus condiciones de sequía.

En dichas zonas, la disponibilidad del agua es escasa y el vital líquido disminuye aún más cuando acontece una sequía, lo cual agudiza los problemas de abasto a las comunidades, indicó el investigador, Agustín Breña Naranjo.

“La sequía es un problema que afecta a la producción agrícola y todas las actividades industriales”, agregó el científico, del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIUNAM).

Entre las variables hidrológicas o climatológicas para monitorear las condiciones en una región destacan precipitación, humedad del suelo y almacenamiento de agua en un acuífero, comentó el especialista a UNAM Global.

“También existen otras más relacionadas con los ecosistemas, la condición que una planta o un árbol va a tener en función del estrés hídrico de suelo, ese tipo de indicadores nos ayudan a entender qué tan grave es la sequía en una región”, afirmó.

Dichos parámetros ayudan a los científicos a entender el nivel de amenaza de una sequía. Además, con los resultados se pueden realizar predicciones a corto y mediano plazo para desarrollar planes de mitigación, a fin de reducir su impacto en la población.