Programa Mamá Canguro del IMSS-Querétaro muestra resultados positivos

De los 800 nacimientos que en promedio mensual registra el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, siete por ciento son bebés prematuros o pretérmino y para resolver algunos...

De los 800 nacimientos que en promedio mensual registra el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, siete por ciento son bebés prematuros o pretérmino y para resolver algunos problemas del caso, se cuenta con el programa Mamá Canguro.

Rafael Calderón Castro, jefe de Neonatología del Hospital General Regional 1 en Querétaro, señaló que ese tipo de bebés presentan bajo peso -menos de dos kilogramos-, inmadurez de sus órganos vitales, problemas para regular su temperatura y alimentarse por sí solos, por lo que es necesaria la incubadora para favorecer el desarrollo de estos niños.

"La salud de estos bebés se ve afectada por la falta de madurez de su pequeño cuerpo y pueden presentar problemas respiratorios, cardiovasculares, neurológicos, nutricionales, entre otros, por lo que requieren de la tecnología para ayudarlos a madurar", explicó el especialista.

Aunque el pronóstico de supervivencia varía, de acuerdo con el peso, los niños con un peso superior a los mil 200 gramos tienen una expectativa de 90 por ciento. Sin embargo, un método eficaz que ha llegado a sustituir a las incubadoras es el programa Mamá Canguro, resaltó Calderón Castro.

El funcionario médico recordó que ese programa está activo desde hace más de 20 años, con beneficios amplios para las madres y sus bebés prematuros, a través del contacto físico y emocional entre ambos.

Mejorar el pronóstico de vida de estos bebés, control térmico, succión espontánea, estimular la relación temprana entre el binomio madre-hijo, mediante un adecuado vínculo emocional, favorecer la deshospitalización, así como reducir los costos de hospitalización, son los principales objetivos de este programa, destacó el especialista del Seguro Social.

Mamá Canguro trabaja en conjunto con el programa de Lactancia Materna, lo cual permite que los bebés que entran al programa se les garantice la leche materna, a fin de darles una alimentación adecuada.

Calderón Castro señaló que “este contacto piel con piel, el latido cardiaco y el olor de la mamá estimulan al recién nacido para mejorar su salud física y mental”.

Aunque el programa fue creado con fines económicos, se han observado resultados positivos en los recién nacidos ya que neurológicamente maduran con rapidez, inclusive es posible que sean dados de alta con un peso inferior al indicado por el método tradicional, siempre y cuando no tengan problemáticas de salud graves, afirmó el jefe médico.