Tiempo de celebrar Constitución y debatir contenido: Navarrete Prida

A 100 años de la promulgación de la Constitución de 1917, es ocasión de celebrar su vigencia y a la vez, abrir el debate para reformar su contenido o contar con una nueva Carta Magna, dijo aquí el...

A 100 años de la promulgación de la Constitución de 1917, es ocasión de celebrar su vigencia y a la vez, abrir el debate para reformar su contenido o contar con una nueva Carta Magna, dijo aquí el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida.

Lo anterior lo expresó el funcionario federal en Palacio de Gobierno, al entregar, con la representación del presidente Enrique Peña Nieto, el facsimilar de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, al gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Los 100 años de la Constitución “es una ocasión emblemática para el país y para el estado de Nuevo León, reflexionar sobre qué significa festejar el centenario de una Constitución Política del país y el próximo centenario de la Constitución del estado libre y soberano de Nuevo León”, expresó.

“En 100 años, con todos los problemas que hemos pasado, seguimos conservando un texto constitucional, vigente, formalmente, y que es la única Constitución general de un país, en toda Latinoamérica, que no ha interrumpido su vigencia en 100 años”, aunque con su cúmulo de reformas, en ocasiones se torna “irreconocible”, manifestó.

Bajo este marco, añadió, se pudiera empezar en “analizar cuántas cosas se le han metido a nuestra Constitución, que han hecho de la Constitución mexicana una serie de adiciones y chipotes, raros, extraños, que sobran, se quitan, que a veces la hacen irreconocible frente a sí misma”.

Algunos contenidos no deberían ser parte de la Constitución, “quizá deberían estar en leyes”, pero la competitiva lucha democrática fomenta los múltiples cambios “y así se puede vivir”, dijo en el acto realizado ante representantes de los tres poderes de la entidad y otros funcionarios.

“Hay un animalito que se llama ornitorrinco, que así vive, tiene boca de pato, tiene cola de lagarto, es largo como si fuera una serpiente con patas, vive en el agua, pero también flota, pero sobrevive el ornitorrinco”, dijo Navarrete Prida al hacer un comparativo sobre el particular.

En este orden, “es muy buen momento de reflexionar sobre ella, de hablar de ella, de debatir sobre ella, el primer gran debate sería ¿Necesitamos una nueva Constitución?, ¿A 100 años le queda chica al país, necesitamos ponerle cosas, hay cosas que han cambiado, que no las contemplaba?”, cuestionó.

“Esta es una discusión doctrinariamente vieja, desde que cumplió 70 años y mayormente las constituciones se clasifican de muchas maneras, doctrinariamente, pero las constituciones cambian fundamentalmente por dos cosas, la primera es porque bien ya no representan el pacto social fundacional que le dio origen y por lo tanto, entra en etapa de gran crisis”, señaló.

Otra causal de cambio se da cuando “hay un poder dominante que avasalla a todos los demás poderes en una sociedad, que no necesita de su opinión ni de ellos, para modificar de fondo toda una Constitución”, explicó.

“En esta perspectiva nuestra Constitución, a 100 años, sigue estando vigente, respetando valores de libertad, igualdad, equidad y anhelos de los mexicanos, señaló el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Toda esta temática “es un buen debate y es una buena reflexión, hay estudiosos, no su servidor, estudiosos que consideran que hay más palabras que le sobran a la Constitución, que las que tiene la Constitución y necesita, lo cierto es que tener 100 años con una Constitución, no es un hecho menor”, puntualizó.

Al final se develó una placa conmemorativa al Centenario de la Constitución y se montó una guardia de honor por parte de autoridades presentes ante el facsímil entregado al ejecutivo estatal.

El subsecretario de Previsión Social de la STPS, Ignacio Rubí Salazar, explicó que con motivo del centenario de la Carta Magna, el protocolo se realiza en cada una de las entidades federativas del país, para conmemorar “la primera Constitución con contenido social que se dio en el mundo”.