Cámara alta británica analiza ley para divorciarse de Unión Europea

La Cámara de los Lores o cámara alta discute la ley para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, a fin de iniciar las negociaciones de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), conocida...

La Cámara de los Lores o cámara alta discute la ley para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, a fin de iniciar las negociaciones de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), conocida como Brexit.

Se espera que en el debate que concluirá mañana martes un total de 190 miembros de la Cámara fijará su postura.

Algunos de los miembros han manifestado su intención de hacer enmiendas a la ley del Brexit, para ofrecer garantías a los europeos residentes en Reino Unido.

El debate de este lunes inició con un pronunciamiento de la presidenta de la cámara, la baronesa Natalie Evans, quien pidió que se respete el resultado del referendo de junio pasado en el que 52 por ciento votó en favor de salirse de la UE.

“Esta ley no es el lugar para tratar de cambiar los términos de nuestra salida, o restringir la mano del gobierno antes de entrar a las complejas negociaciones o hacer un nuevo referendo”, afirmó Evans.

En un acto sin precedentes ya que los primeros ministros no acostumbran presentarse en las sesiones de la cámara alta, Theresa May asistió al inicio del histórico debate que es un paso legislativo más para seguir adelante con el Brexit.

Antes del debate, en una gira por el pueblo inglés de Stoke-on-trent, May señaló que espera que los lores “no detengan lo que la gente quiere”.

Los sectores políticos más conservadores han criticado a los lores por considerar que no tienen la autoridad moral de enmendar la ley del Brexit o revertir el proceso democrático, ya que no son elegidos de manera democrática.

Algunos son nombrados por la reina con la recomendación del primer ministro, una pequeña porción son puestos hereditarios vitalicios, otros son asignados por la Comisión de Nombramientos y 26 puestos son para obispos y arzobispos anglicanos.

Una vez que concluya el proceso legislativo, la primera ministra acudirá a Bruselas en marzo para iniciar las negociaciones de salida de la UE, que podrían durar un plazo máximo de dos años.

Sin embargo, si la Ley de Notificación de Retiro de la UE, que cuenta con dos capítulos y 12 escuetas líneas es enmendada por los lores sería devuelta a la Cámara de los Comunes o cámara baja, y esto retrasaría el proceso de salida de la UE.

La Cámara de los Comunes votó el pasado 1 de febrero por una mayoría abrumadora en favor de que la primera ministra Theresa May acuda a Bruselas -sede de la Comisión Europea- a iniciar las negociaciones de salida.