Fagotista David Ball destaca calidez y cultura de los mexicanos

Hace tres décadas el fagotista estadounidense David Ball llegó a este país para audicionar en la Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (OFUNAM), fue aceptado y lo que...

Hace tres décadas el fagotista estadounidense David Ball llegó a este país para audicionar en la Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (OFUNAM), fue aceptado y lo que inició como una aventura se convirtió en una forma de vida, decidió quedarse, asegura, por la calidez de la gente y su cultura.

“En 30 años de residencia en México me he vuelto más mexicano que estadounidense. Mi hijo nació aquí y se siente muy mexicano, yo en el fondo sigo pensando en inglés, tengo valores que aprendí allá, esa es mi cultura, pero me he vuelto muy mexicano”, expresó el músico en entrevista con Notimex.

Aseguró que desde que llegó a México en 1987 le encantó este país, se casó con una  bailarina mexicana, “tengo una maravillosa familia, pero la calidez de la gente y su cultura, fueron algunos de los motivos por los que decidí quedarme a vivir aquí”.

Recordó que estudió la universidad en Estados Unidosy al terminar buscó oportunidades de trabajo, hasta que conoció a un maestro de fagot que había tocado en la Orquesta de Minería, “él me dijo que se iba a llevar a cabo una audición en la OFUNAM y aunque tenía todo puesto para hacer una maestría en Boston, en realidad quería trabajar y viajar a México sería como una gran aventura”, expresó el músico.

David Ball vivía en California, pero pare él México era “Speddy González, no tenía idea, cuando llegué no podía creer que fuera una ciudad tan grande”, señaló.

Deseaba adquirir experiencia, pero también le entusiasmaba la idea de conocer otra cultura, otro idioma, todo era nuevo, fue una aventura a la cual se acopló desde su llegada a México.

El fagotista mencionó que otros colegas o compañeros han visitado México por temporadas, aunque no logran entrar en una orquesta en Estados Unidos, deciden regresar a su ciudad natal porque no fueron capaces de amoldarse a otra cultura.   

“Nosotros somos ejemplos de los que logramos adaptarnos, porque México tiene tantas cosas maravillosas y la generosidad de aceptarnos, es increíble cómo apoyan la música, es un pueblo que ama profundamente a la música”, apuntó.

Al hacer una comparación entre las sociedades de Estados Unidos y México, el músico de la OFUNAM señaló que los estadounidenses son más fríos en lo que se refiere a lo económico pero ; México está en otro momento,  “estamos en un mundo tan globalizado que ya tenemos que conectarnos con el mundo a la misma velocidad”.