Ópera “Lucia di Lammermoor” llega al Palacio de Bellas Artes

La Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes acompañada por el tenor Ramón Vargas, ofrecerá una serie de presentaciones de la ópera en tres actos “Lucia di Lammermoor” en la Sala Principal del...

La Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes acompañada por el tenor Ramón Vargas, ofrecerá una serie de presentaciones de la ópera en tres actos “Lucia di Lammermoor” en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, los días 19 y 26 de febrero a las 17:00 horas, y los días 21, 23 y 28 a las 20:00 horas.

Con música original de Gaetano Donizetti (1797-1848) y libreto en italiano de Salvatore Cammarano (1801-1852), basado en la novela “The Bride of Lammermoor”, de Walter Scott (1771-1832), la acción de esta ópera se sitúa en la Escocia del siglo XVII, en las montañas Lammermoor; esta es la obra maestra de Donizetti, según la crítica especial.

La trama plantea el conflicto de la joven “Lucia Ashton”, de frágil mente, atrapada en la rivalidad de dos clanes: El de su familia, los “Ashton” y el de los “Ravenswood”. Fue escrita en 1835 y se estrenó en el Teatro de San Carlos de Nápoles el 26 de septiembre de ese mismo año, pero se hizo una versión al francés para estrenar en 1839 en París.

En el primer acto, “Normanno”, capitán de la guardia, alerta a sus hombres para descubrir a un extraño hombre que suele rondar el castillo. Llegan el capellán “Raimondo” y Lord “Enrico Ashton”, quien lamenta que su hermana “Lucia” no quiera casarse con Lord “Arturo Buklaw”, y así poder salvar la situación política y financiera de toda su familia.

“Raimondo” trata de disculparla, pero “Enrico” revela que “Lucia” está enamorada y sospecha que el seductor es Sir “Edgardo de Ravenswood”, quien quiere recuperar el castillo y vengar la muerte de su padre. “Normanno” explica a “Enrico” que “Lucia” se ha enamorado de un caballero que la visita a menudo y que se trata de “Edgardo”.

“Enrico”, enfurecido, jura que forzará a los amantes a romper su relación. Los cazadores llegan para confirmar que ese caballero era “Edgardo”, ni las palabras de “Raimondo” hacen desistir a “Enrico” de sus propósitos de venganza. Luego, hasta una fuente de un bosque cercano al castillo, justo antes del amanecer, llegan “Lucia” y su doncella “Alisa”.

La primera confiesa en secreto su amor por “Edgardo” a quien están esperando. “Lucia” relata que en la fuente, ella ha visto el fantasma de una muchacha que fue apuñalada por su amante celoso, un hombre de Ravenswood. “Alisa” le pide que abandone a “Edgardo”, pero ella insiste en que su amor por él es más fuerte que cualquier presagio o aparición.

El caballero entra en ese instante y se dirige a “Lucia” expresándole su amor y que por ella ha olvidado el antiguo odio contra su familia. Tiene que irse a Francia por razones políticas, pero antes de partir, quiere hacer las paces con “Enrico” para poder casarse con ella. “Lucia” le ordena que no hable con “Enrico”, ya que nunca cambiará de opinión.

Finalmente él acepta mantener escondido su amor, ahora la considera ya su esposa y le da el anillo de compromiso como prenda de su fe, y se despiden jurándose amor eterno. Sin embargo, es el segundo y tercer acto cuando el nudo de la trama hace que el público esté al filo de su butaca.

“Lucia di Lammermoor” tiene un elenco integrado por Irina Dubrovskaya, Angélica Alejandre, Ramón Vargas, Hugo Colín, Juan Carlos Heredia, Ernesto Morillo, José Luis Reynoso, Leonardo Joel Sánchez, Gabriela Flores, y Gilberto Amaro, con la Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes. Es una producción original del Teatro del Bicentenario.