Diputado acusa a Maduro de impulsar instrumento de control social

El presidente Nicolás Maduro inició la institucionalización del hambre en el país, con la tramitación del llamado “carnet de la patria” para los venezolanos, denunció el dirigente político opositor...

El presidente Nicolás Maduro inició la institucionalización del hambre en el país, con la tramitación del llamado “carnet de la patria” para los venezolanos, denunció el dirigente político opositor Lawrence Castro.

“Con este instrumento pretende controlar a los ciudadanos venezolanos a través de la comida, tal como ocurre en Cuba”, señaló el diputado de la Asamblea Nacional (congreso unicameral) y dirigente nacional del partido de centro derecha Voluntad Popular (VP).

En diálogo con Notimex, Castro dijo que el carnet de la patria "es una copia fiel y exacta de la tarjeta de racionamiento con la cual el régimen Castro comunista controla a su pueblo a través de la comida e instaura el hambre en Cuba”.

“Maduro institucionaliza el hambre en Venezuela y obliga al pueblo a registrarse para obtener el mal llamado ‘carnet de la patria’, con el que viola aún más los derechos humanos y constitucionales y afianza el modelo comunista cubano en el país”, aseguró.

El documento, que está siendo emitido en jornadas anunciadas por el gobierno, ha sido la principal oferta de Maduro este año, al indicar que ayudará a identificar los problemas de la gente.

Según Maduro, el carnet tiene un código QR, de tecnología china, que archiva todos los datos, necesidades y cuentas bancarias de las personas, con el cual se podrá pagar servicios públicos y las bolsas con alimentos vendidas por los Comités Locales de Alimentación y Producción (Clap), grupos organizados por el gobierno.

La oposición denunció que el carnet es un mecanismo de discriminación y de control de parte del Estado.

Castro afirmó que el fin último de este carnet es impedir que personas opuestas al régimen sean beneficiadas con la bolsa como alimentos que distribuye y vende el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) a través de los Clap.

Indicó que el plan desarrollado por Maduro debe encender las alarmas del país y el mundo, por tratarse de un “acto violatorio de los derechos humanos, como lo es controlar y restringir la adquisición de alimentos y medicinas”.

Agregó que esa medida “nada democrática” debe ser rechazada en la calle con una respuesta popular organizada de toda la gente que pasa hambre porque no consigue nada qué comer, y respaldada por todos los factores democráticos del país.

El legislador refirió que en el pasado diciembre, pese a las festividades, se registraron más de 100 protestas de venezolanos por falta de alimentos en todo el país, e incluso en Mérida, región andina, las amas de casa salieron a la calles porque no les vendieron más azúcar”.

“Por otra parte la organización civil Foro Penal reportó que durante 2016 se produjeron en el país 850 saqueos a supermercados, abastos, carnicerías y panaderías, lo que demuestra el alto nivel de necesidad del pueblo, sobre todo para obtener la comida”, señaló Castro.

Finalmente solicitó a las instancias internacionales penalizar este acto de violación de los derechos humanos, toda vez que aseguró “el gobierno pondrá a los venezolanos a pasar más hambre y penurias de las que ya sufre”.