Sector automotriz sueco resalta competitividad de México

El presidente de la Asociación Escandinava de Autopartes (FKG, por sus siglas en sueco), Fredrik Sidahl, afirmó que en estos tiempos de “incertidumbre” en Estados Unidos, México y su industria...

El presidente de la Asociación Escandinava de Autopartes (FKG, por sus siglas en sueco), Fredrik Sidahl, afirmó que en estos tiempos de “incertidumbre” en Estados Unidos, México y su industria automotriz representan una gran oportunidad para las cadenas del sector en Suecia.

Durante el seminario Go Global, realizado la víspera en esta ciudad por la FKG y en la que también participaron la embajada de México en Suecia y la agencia gubernamental ProMéxico, Sidahl destacó que otros puntos a su favor son su fuerte tendencia al crecimiento global y el excelente ambiente para negocios, que despiertan el interés de las empresas nórdicas.

Aseguró que el cluster automotriz mexicano representa “un abanico de ventajas competitivas para la proveeduría nórdica de autopartes, en especial componentes de menor contenido tecnológico”.

“México –dijo- produce más de tres millones de vehículos, tiene una fuerza laboral altamente competitiva en costos y destreza, cuenta con múltiples tratados de libre comercio con un amplio potencial a la diversificación comercial, fuerte integración sectorial con los Estados Unidos, un entorno propicio para la instalación, arrendamiento o construcción de plantas industriales y una ubicación intermodal excelente”.

Fredrik Sidhal destacó que la Asociación Escandinava de Autopartes que él representa agrupa a 340 empresas.

La encargada de Negocios de la embajada de México en Suecia, Audrey Rivera, dijo al intervenir en el seminario que las empresas nórdicas deben aprovechar esas fortalezas, porque el cluster automotriz mexicano es líder indiscutible del ranking internacional en la fabricación y exportación de vehículos ligeros y autopartes.

Agregó que México suministra componentes a los vehículos de mayor venta en Estados Unidos: el 15 por ciento a la camioneta Ford F-150; el 27 por ciento a la Ram 1500, y el motor de la Chevy Silverado, que es totalmente de fabricación mexicana.

Recordó que México produjo el año pasado más de 3.5 millones de vehículos y atrajo más de 17 mil millones de dólares en inversión extranjera directa relacionada con el sector.

Mencionó que “10 de los fabricantes de automóviles más importantes del mundo operan en México, (y) cuentan con mil 300 proveedores mexicanos que emplean directamente a más de 730 mil trabajadores”.

Subrayó que “para los fabricantes de autopartes, automóviles e inversionistas nórdicos, el cluster automotriz mexicano representa una gran oportunidad, como lo señaló Fredrik de FKG, para participar en las cadenas de valor a nivel mundial. México aspira a producir en 2020 más de cinco millones de unidades”.

“Por esta razón están en México las principales marcas: General Motors, Nissan, Mazda, Honda, Toyota, Ford, Volkswagen, Mercedes Benz y a mediados de 2017 Goodyear producirá seis millones de neumáticos de alto valor agregado”, abundó.

Sin lugar a dudas, sostuvo, “la demanda internacional de vehículos se expandirá todavía más en los próximos años, incrementando los suministros para satisfacer la demanda, especialmente, de Estados Unidos, Europa, Asia y Medio Oriente”.

Dijo que “en estos tiempos de globalización, no puede uno darse el lujo de mirar hacia otra dirección cuando las oportunidades están frente a uno. Por esta razón Japón, el tercer mayor fabricante de automóviles a nivel mundial, opera en México donde tiene uno de sus centros clave de producción y exportación de automóviles. Nissan Mexicana exporta más automóviles que su planta en Japón”.

“Nissan está trabajando en conjunto con la automotriz alemana Daimler AG (propietaria de Mercedes-Benz) en una planta de mil 400 millones de dólares de valor, al norte de Aguascalientes, con capacidad para producir 800 mil vehículos anuales”.

Apuntó que en estos momentos -a una tasa de cambio de 21 pesos por dólar-, el costo de la mano de obra mexicana se reduce significativamente, pero si se compara con los salarios pagados a los trabajadores de Estados Unidos y Canadá, el costo es altamente competitivo.

“Este es el momento oportuno para hacer negocios en México, ninguna retórica puede cambiar esta tendencia, las oportunidades están en frente de ustedes, como empresarios, sin duda si se mueven en la dirección correcta podrán obtener una gran tajada de este importante pastel”, enfatizó.

El consejero comercial en jefe de la región nórdica de ProMexico, Carlos Pérez-Cirera, indicó que México se encuentra estratégicamente colocado en el mapa de las cadenas de producción internacionales conectadas en los mercados de suministro y demanda de América del Norte, Centro y Sudamérica, Europa y Asia.

Pérez-Cirera resaltó la importancia de los componentes asiáticos e internacionales en la industria mexicana, “porque el país ha cambiado de ser un productor principalmente de energía fósil a una plataforma industrial, (y) 89 por ciento del producto nacional bruto proviene de la industria manufactura”.

Señaló que México ocupa el tercer lugar en el ranking internacional de exportaciones manufactureras de alta tecnología; “la industria aeroespacial y automotriz son dos de las principales industrias de exportación, hoy día en México se puede producir completamente un avión comercial desde las llantas, las alas, y hasta el fuselaje completo”.

Precisó que el país es el primer exportador mundial de televisiones planas, múltiples componentes médicos y base de la industria de tecnologías de la información en Jalisco, y es “gran receptor de inversión extranjera directa que el año pasado casi alcanzó 29 mil millones de dólares”.