México entrega ayuda a damnificados de “terremoto de fuego” en Chile

México entregó hoy ayuda humanitaria a los damnificados por el denominado “terremoto de fuego” en esta ciudad, capital de la Región del Biobío, distante 520 kilómetros al sur de Santiago.El embajador...

México entregó hoy ayuda humanitaria a los damnificados por el denominado “terremoto de fuego” en esta ciudad, capital de la Región del Biobío, distante 520 kilómetros al sur de Santiago.

El embajador de México en Chile, Rubén Beltrán Guerrero, y el coordinador de Centros de Venta de Ideal (Bimbo), David Márquez, entregaron la ayuda al alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, quien agradeció la solidaridad mexicana con esta ciudad.

Ideal (Bimbo) donó un surtido de sus productos valorado en 15 millones de pesos (unos 23 mil dólares), los cuales serán entregados a los damnificados que dejaron los incendios forestales en Concepción, una de las principales ciudades de este país sudamericano.

Beltrán Guerrero dijo que “los verdaderos superhéroes de esta tragedia no son los que vienen desde afuera, sino que son los chilenos que están dando la cara al fuego y la comunidad chilena que está haciendo un gran esfuerzo y que sabrán salir de esto”.

El diplomático añadió que “es muy importante que el pueblo chileno sepa que México está a su lado. México quiere estar cerca de su pueblo hermano, lo que se vincula también con la presencia de los 58 brigadistas mexicanos en la localidad (sureña) de Lumaco”.

Destacó que la comunidad mexicana residente en Santiago ha entregado ayuda a los damnificados, al igual que empresas mexicanas como la de telecomunicaciones Claro, la panificadora Ideal (Bimbo) y la cadena de farmacias Cruz Verde.

La cadena de farmacias Cruz Verde, del grupo mexicano Femsa, donó por su parte una serie de “botiquines especializados” para que sean utilizados por los brigadistas que combaten el fuego en las zonas boscosas.

Ortiz, en tanto, indicó que las empresas mexicanas “nos vienen a entregar apoyo, felicidad y ayuda en estos momentos tan complejos que estamos viviendo como ciudad. Nuestro hermano pueblo de México se hace presente porque los amigos se ven en las buenas y en las malas”.

“La ayuda será entregada desde ya a los damnificados por este incendio, en particular en los sectores rurales, donde mucha gente quedó con lo puesto y que este tipo de ayuda es muy importante para todos nosotros”, comentó.

Márquez aseveró, en tanto, que “nuestra donación a los damnificados de Concepción consiste en 18 mil 300 unidades de pan, los que serán distribuidos por la Municipalidad de Concepción. Venimos a retribuir parte del cariño que nos tiene la gente y lo hacemos con amor”.

De acuerdo con el más reciente reporte de las autoridades, 54 incendios se encuentran controlados y 85 en combate por brigadistas de varios países, entre ellos México, los que reciben ayuda de cerca de 40 aviones y helicópteros.

Al menos 370 mil hectáreas de terrenos se encuentran afectadas por los siniestros forestales, los cuales provocaron además la muerte de 11 personas.

La zona más comprometida se ubica en las sureñas regiones del Maule y del Biobío, donde varias localidades están amenazadas por el fuego que se inició en terrenos forestales, por razones que aún se investigan.

Expertos atribuyen a la sequía, una ola de calor por sobre los 30 grados centígrados y el fuerte viento como principales factores que han contribuido a generar los incendios, aunque no se descarta la acción de pirómanos, algunos de los cuales habrían sido detenidos.

Unas siete mil personas están desplegadas en labores de control y extinción de incendios, incluyendo a miembros de las Fuerzas Armadas, brigadistas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), voluntarios de Bomberos, funcionarios públicos y municipales, así como empleados de empresas privadas.

Según los reportes oficiales, mil 108 personas se encuentran albergadas en 42 recintos tras perder sus viviendas producto del fuego, tres mil 782 están damnificadas y unas mil 12 casas fueron destruidas por las llamas.

Más de una treintena de personas se encuentran detenidas por sus presuntas responsabilidades en los siniestros forestales, ya que en al menos tres incendios la policía encontró químicos que aceleran el fuego.