Cae Sidronio Casarrubias Salgado, el máximo líder del grupo Guerreros Unidos

  • El detenido aceptó que pagaba a los policías municipales de Iguala y Cocula.
  • La PGR asegura tener indicios respecto al motivo por el cual se ordenó el ataque contra los estudiantes.
  • Murillo Karam confió en que su captura permita avanzar en las investigaciones.

Fuerzas federales detuvieron al hombre considerado como el máximo líder del grupo 'Guerreros Unid0s' ligado a la desaparición de 43 estudiantes, anunció el viernes la Procuraduría General de la República.

Casarrubias niega haber dado la orden de desaparecer a los estudiantes, pero fue informado y no se opusoSidronio Casarrubias Salgado, señalado como líder de la organización Guerreros Unidos, fue arrestado el jueves en una carretera de salida de la capital del país junto con uno de sus operadores más cercanos, dijo el jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría, Tomás Zerón.

Entretanto, el procurador general Jesús Murillo Karam confió en que su captura permita avanzar en las investigaciones para conocer qué sucedió con los alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, cuyo paradero se desconoce desde hace tres semanas.

"Pienso que la detención que hoy tenemos es el principio de una nueva ruta de investigación que nos pueda acercar mucho más pronto y más fácilmente a la verdad", dijo.

El procurador añadió que Casarrubias niega haber dado la orden de desaparecer o asesinar a los estudiantes, pero fue informado de la situación y no se opuso.

El líder de los Guerreros Unidos calificó los hechos en torno a los estudiantes como "casuales" según el funcionario.

Casarrubias también reconoció que pagaba la totalidad de los salarios de las policías municipales tanto de Iguala, donde ocurrió la desaparición, como de la localidad vecina de Cocula, que ascendían a 600,000 pesos al mes.

Murillo añadió que hasta ahora han sido detenidos 36 policías de Iguala y Cocula. También se ha arrestado a 17 presuntos miembros de los Guerreros Unidos y se están ofreciendo recompensas "muy altas" por información sobre los hechos, aunque no especificó el monto.

Los responsables de la investigación aseguran tener indicios respecto al motivo por el cual se ordenó el ataque contra los estudiantes y su posterior desaparición pero declinó comentarlos con la prensa.

"Déjenme que ese tema lo dejemos para el final", dijo Murillo.