Unicef necesita tres mil 300 mdd para ayudar a 48 millones de niños

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) pidió hoy tres mil 300 millones de dólares para atender a 81 millones de personas, entre ellos 48 millones de niños atrapados en conflictos y...

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) pidió hoy tres mil 300 millones de dólares para atender a 81 millones de personas, entre ellos 48 millones de niños atrapados en conflictos y otras crisis en al menos 48 países.

En su informe Acción Humanitaria para la Infancia 2017 presentado este martes, Unicef solicito esta ayuda para 2017, la cual la mayor parte será destinada para atender a los niños que son víctimas del conflicto en Siria.

La ayuda solicitada es superior a la realizada en 2016, cuando Unicef pidió dos mil 830 millones de dólares, que terminaron siendo tres mil 190 debido a la escalada en los conflictos en varios países, la continuación de graves crisis humanitarias y el impacto de desastres naturales.

Este año, los tres mil 300 millones de dólares solicitados a los donantes para poder llevar a cabo sus actividades en 2017 podrían verse aumentados con el paso de los meses conforme evolucionen los conflictos y crisis humanitarias, además de posibles catástrofes naturales.

Al igual que en años anteriores, la situación en Siria y la crisis de refugiados en los países de la región es la que más recursos requiere, con más de 354 millones solicitados para el país y otros mil 041 para los refugiados y las comunidades de acogida en Egipto, Irak, Jordania, Líbano y Turquía.

En la actualidad, estos países acogen a unos 4.8 millones de refugiados sirios de los que 2.2 millones son niños por lo que, según Unicef, ésta sigue siendo “la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial”.

En segundo lugar se sitúa Yemen, país que vive desde hace casi dos años un conflicto y que se enfrenta a “una crisis de desnutrición sin precedentes”, según Unicef.

Además de Siria y Yemen, Sudán del Sur, Irak y Nigeria son los otros tres países que más ayuda necesitarán, pues los conflictos y el hambre en esos países amenazan la supervivencia de millones de niños.

El dinero recaudado se usará para ofrecer acceso a la educación (27 por ciento), agua potable y saneamiento (21 por ciento), nutrición (16 por ciento), salud (11 por ciento) y protección (11 por ciento), entre otras áreas, para menores de edad en 48 países del mundo.

Hasta hace un año, Estados Unidos era con diferencia el mayor donante de la organización, seguido de Alemania, Reino Unido y la Comisión Europea.

Sin embargo, hace una semana trascendió que la administración de Donald Trump planea un recorte de al menos 40 por ciento de las contribuciones voluntarias a las Naciones Unidas y otros organismos internacionales.