Rebeldes yemenitas destruyen buque de guerra de Arabia Saudita

Rebeldes yemenistas Houthi difundieron hoy un video sobre la destrucción de un buque de guerra de Arabia Saudita frente a la costa oeste de Yemen, en el que al menos dos soldados de la coalición...

Rebeldes yemenistas Houthi difundieron hoy un video sobre la destrucción de un buque de guerra de Arabia Saudita frente a la costa oeste de Yemen, en el que al menos dos soldados de la coalición árabe perdieron la vida.

La grabación, transmitida en el canal de televisión controlada por los rebeldes Houthi del Movimiento Ansar Allah (Los partidarios de Dios), muestra el momento en que tres barcos atacaron con misiles el buque de la armada de Arabia Saudita, según reporte de la cadena Al Arabiya.

El ataque, ocurrido la víspera en a costa oeste de la portuaria ciudad de Hodeida, fue el tercero en su tipo, luego del registrado en octubre pasado, cuando rebeldes Houthi atacaron un buque de guerra en el mar Rojo, al norte del estratégico estrecho Bab al-Mandab.

En esa ocasión, los misiles fueron interceptaron y la embarcación llegó a salvo, aunque semanas antes, un buque emiratí que supuestamente regresaba de entregar asistencia médica en la ciudad de Aden fue alcanzado por misiles rebeldes.

La República de Yemen ha permanecido sumido en el caos desde septiembre de 2014, cuando rebeldes Houthi tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios públicos de Saná, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

Desde el 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia rebelde Houthi, en busca de restablecer al presidente Hadi en el poder y regresar la calma a Yemen.

El buque saudita fue destruido un día después de que la aviación de Estados Unidos llevó a cabo un bombardeo contra presuntos militantes de la red Al Qaeda en el área Qaifah de la provincia de Baidha, en el que 57 personas murieron, entre ellas 16 civiles, tres de ellos niños.

El ataque, el primero ordenado por la administración de Donald Trump, fue condenado por el auto proclamado gobierno de Salvación Nacional de los rebeldes Houthi, que lo calificó como un “terrorismo de Estado” cometido por Estados Unidos.

Según estimaciones de la ONU, más de 32 mil personas han muerto en Yemen desde que comenzó el conflicto armado el 28 de septiembre de 2014, la mayoría de ellos civiles, mientras que al menos 21 millones necesitan ayuda humanitaria urgente.