Rusia y Ucrania se culpan mutuamente de combates en el este ucraniano

Rusia y Ucrania se culparon hoy de manera mutua de los combates registrados en los últimos días en la ciudad de Avdiyivka, en la oriental región de Donestk, entre tropas ucranianas y rebeldes...

Rusia y Ucrania se culparon hoy de manera mutua de los combates registrados en los últimos días en la ciudad de Avdiyivka, en la oriental región de Donestk, entre tropas ucranianas y rebeldes separatistas respaldados por el Ejército ruso.

El secretario de Seguridad y Defensa de Ucrania, Oleksandr Turchynov, informó este martes que siete soldados murieron y 35 más resultaron heridos en los últimos dos días debido a los combates lanzados por rebeldes con apoyo de Rusia en la zona de Avdiyivka.

Sin embargo, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que las tropas del gobierno ucraniano habían lanzado un ataque mortal contra los rebeldes prorrusos a través de la línea del frente de Avdiyivka, donde los combates se intensificaron la madrugada de este martes.

Aseguró que las autoridades rusas tiene datos fiables de que grupos armados independientes ucranianos, apoyados por la artillería de las fuerzas armadas ucranianas, estaban detrás de los nuevos combates en el este de ese país, según un reporte de la agencia informativa Itar-tass.

“Es evidente que, por desgracia, no podemos hablar de la capacidad de Kiev para controlar a todos estos grupos”, indicó Peskov y agregó que las acciones “agresivas” se llevaron a cabo con el apoyo de las fuerzas armadas ucranianas.

"Tales acciones agresivas, apoyados por las fuerzas armadas de Ucrania, socavan los objetivos y la tarea de realizar los acuerdos de Minsk", dijo el vocero de la presidencia rusa acusando a las autoridades ucranianas de organizar la ofensiva.

En respuesta, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania indicó en un comunicado que los combates son una muestra del incumplimiento de Rusia a los acuerdos de Minsk de 2014 para poner fin al conflicto armado en el este ucraniano.

"La actual escalada en Donestk es una clara señal del continuo y flagrante desprecio por parte de Rusia de sus compromisos bajo los acuerdos de Minsk, con el fin de impedir la estabilización de la situación y lograr progresos en las esferas de seguridad y humanitaria", subrayó.

Los nuevos combates surgieron luego de que el pasado 19 de enero el Ministerio de Defensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk (DPR) denunció que los militares ucranianos dispararon proyectiles hacia su territorio.

Ante la tensión, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, convocó este martes a su Consejo de Seguridad Nacional y Defensa a una reunión urgente para este mismo día a fin de examinar la situación, según un reporte de la agencia informativa Interfax-Ukraine.

Desde abril de 2014, cuando estallaron combates entre las tropas ucranianas y rebeldes que buscan la independencia de Kiev, cerca de 10 mil personas han muerto y miles más han resultado con heridas, pese al alto al fuego establecido bajo los acuerdos de Minsk.

El Protocolo de Minsk es un acuerdo para poner fin a la guerra en el este de Ucrania, firmado el 5 de septiembre de 2014 por representantes de Ucrania, la Federación Rusa y las separatistas República Popular de Donetsk (DNR) y la República Popular de Lugansk (LNR).