Poder Judicial local mejor preparado para temas emergentes: magistrado

El Poder Judicial de la Ciudad de México está mejor preparado y capacitado, con herramientas teórico metodológicas, para ser más plural, garantista y sensible a temas emergentes en materia de...

El Poder Judicial de la Ciudad de México está mejor preparado y capacitado, con herramientas teórico metodológicas, para ser más plural, garantista y sensible a temas emergentes en materia de administración de justicia, afirmó el magistrado Edgar Elías Azar.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) sostuvo que los poderes judiciales no pueden ser pasivos e indiferentes.

Deben asumir el compromiso de promover el progreso de la justiciabilidad de los derechos humanos y la perspectiva de género, acorde con los nuevos retos y paradigmas de constitucionalidad y convencionalidad del sistema de justicia, subrayó.

Elías Azar entregó premios Fiat Iustitia a las mejores sentencias de jueces y magistrados del órgano judicial capitalino, en conjunto con la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), y enfatizó que la dignidad de las personas no permite prórrogas ni negociaciones.

Ante la presidenta de la CDHDF, Perla Gómez Gallardo, expuso que hoy persiste el llamamiento para la continua defensa de los derechos más elementales de hombres y mujeres, y “si el siglo XX fue el del reconocimiento de los derechos humanos, el XXI lo debe de ser de su cumplimiento”.

Recordó que en tres años que se han entregado ya los premios Fiat Iustitia se han inscrito a concurso un total de 83 sentencias, y el número de participantes se ha incrementado cada año.

La interpretación de jueces y magistrados conforme al principio pro persona, la ponderación de derechos en caso de colisión de los mismos, la evaluación de valores morales implícitos en cada caso y la diferenciación entre hombres y mujeres que son justiciables son conceptos que deben convertirse en parte fundamental de su quehacer cotidiano, destacó.

En su oportunidad Perla Gómez Gallardo resaltó la importancia de que los juzgadores emitan sentencias innovadoras que revolucionen las formas con las que se imparte justicia, y se apeguen a los más altos estándares internacionales en la materia.

Este año se reconoció a la magistrada Celia Marín Sasaki, de la V Sala Penal, por una sentencia que consideró el desequilibrio de poder al que se enfrentó una mujer en condición de vulnerabilidad que fue víctima de violencia familiar, y en cuya sentencia se tutelaron una serie de derechos durante el proceso.

También al magistrado Eduardo Guerrero Martínez, de la I Sala Penal, en el caso de una persona dedicada a la recolección de desechos sólidos, acusada y sentenciada por delitos contra el ambiente.

En esta se tuteló el derecho al trabajo con una visión de protección al ambiente y en la que prevaleció el principio de presunción de inocencia.

Además a la juez Gloria Ortiz Sánchez, titular del Juzgado VI Civil de Proceso Oral, por un fallo en el que resolvió sobre un trabajador electricista que enfrentaba a su demandante, quien quería obtener un lucro excesivo y desproporcionado, y en el que se atendió el principio de desproporción e igualdad procesal.

Finalmente se reconoció al juez Jorge Rodríguez Murillo, titular del Juzgado V de Proceso Oral Familiar, que con un fallo dejó subsistente la filiación entre una persona y su hijo, haciendo prevalecer los derechos y obligaciones derivados de esa relación, por encima de los intereses de las partes en el litigio.

Un comité integrado por magistrados y funcionarios especializados tanto del TSJCDMX como de la CDHDF se encarga de evaluar las sentencias inscritas y designar a los ganadores.