Juez da auto de vinculación a proceso a presuntos traficantes de droga

La Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo de un juez el auto de vinculación a proceso contra dos integrantes de una banda dedicada al tráfico de drogas en Sinaloa, a quienes se les...

La Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo de un juez el auto de vinculación a proceso contra dos integrantes de una banda dedicada al tráfico de drogas en Sinaloa, a quienes se les decomisó droga y armas.

En un comunicado, la dependencia señaló que a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), se obtuvo del Juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal con sede en Culiacán, Sinaloa, la vinculación a proceso.

Los dos sujetos están acusados de delitos de contra la salud en su modalidad de posesión con fines de venta del estupefaciente denominado clorhidrato de cocaína, así como por portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

De acuerdo con la indagatoria, elementos de Policía Federal al circular por la calle Benito Juárez Oriente, casi esquina con Aquiles Serdán, colonia Centro, en Culiacán, observaron que dos personas que viajaban en un vehículo, y una de ellas portaba un arma larga, por lo que se les marcó el alto para su revisión.

En el interior de la unidad se localizaron otras tres armas cortas, así como un paquete bajo el asiento del piloto, uno más en el descansabrazos central, 99 envoltorios a la altura del freno de mano y 100 en el interior de una mochila, los cuales contenían clorhidrato de cocaína con un peso de mil 970.3 gramos, que era trasladada con fines de venta.

El Ministerio Público de la Federación, adscrito a la SEIDO, inicio a una carpeta de investigación y, en consecuencia, los detenidos fueron presentados ante el juez de Control de Justicia Penal Federal en Culiacán, quien dictó auto de vinculación a proceso por los delitos contra la salud en su modalidad de posesión con fines de venta de cocaína.

Además, portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, obsequiando como medida cautelar prisión preventiva oficiosa, por lo que los dos imputados quedaron internos en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito en Culiacán, Sinaloa.