Ernesto Contreras desea cautivar al público con historias entrañables

Para el cineasta mexicano Ernesto Contreras, quien obtuvo este fin de semana el Premio del Público en el Festival de Sundance, por su película “Sueño en otro idioma”, en los tiempos actuales la...

Para el cineasta mexicano Ernesto Contreras, quien obtuvo este fin de semana el Premio del Público en el Festival de Sundance, por su película “Sueño en otro idioma”, en los tiempos actuales la sociedad necesita olvidarse, reírse y apreciar historias en las que se sienta involucrado.

Y es que el también director de cintas como “Las oscuras primaveras” y “Párpados azules” sostuvo que la situación de desunión y de falta de empatía por el otro son algunos de los motores que están ocasionando un colapso social.

En este sentido, indicó en entrevista con Notimex que siente la responsabilidad de hacer películas que realmente valgan la pena y conecten con el público, que le provoquen una reflexión, una emoción, empatía por sí misma.

“Hacemos todo lo posible para que sea la mejor película que podamos hacer. Estoy orgulloso del resultado de ‘Sueño en otro idioma’, un paso más en esta carrera en la que he tratado de crecer, madurar y explorar diferentes géneros”, indicó.

Sobre el filme, que luego de su estreno internacional en Sundance, se exhibirá en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), dijo que tiene que ver con la identidad, la amistad y los valores.

“Sueño en otro idioma” da cuenta de cómo una milenaria lengua indígena agoniza y es que sus dos últimos hablantes, “Evaristo” e “Isauro”, se pelearon 50 años atrás y desde entonces no se dirigen la palabra.

“Martín”, un joven lingüista asumirá el reto de reunir a los dos viejos para convencerlos de hablar una vez más y obtener así, un registro grabado de la lengua. Pero oculto en el pasado, en las entrañas de la jungla, yace un secreto escondido por el idioma que hace difícil creer que el corazón del “zikril” vuelva a latir.

De acuerdo con Contreras, en esta su cuarta película a diferencia de sus trabajos anteriores que eran un poco más oscuros, tristes y agridulces, trató de que fuera mucho más luminosa, con más color y más optimista.

“Para los tiempos que estamos viviendo este es el tiempo de temas que quiero abordar porque lo necesitamos. Necesitamos olvidarnos, reírnos y que nos cuenten una historia en la que podamos involucrarnos”, expuso.

Agregó que es una película para todo público porque habla de la desaparición de las lenguas originarias, un tema universal cuya problemática aún no es vislumbrada por la gente y “es que cuando se pierde una lengua, se pierde una cultura, una visión del mundo, conocimientos, un tesoro”.

“Creo que no valoramos como sociedad qué significa eso, es una reflexión de lo que perdemos sin darnos cuenta”, añadió el cineasta quien sin dar más detalles refirió que al lado de su hermano ya trabaja en su quinto largometraje, que será la adaptación de un libro.