Abe buscará borrar malentendidos sobre industria automotriz japonesa

El primer ministro japonés Shinzo Abe buscará corregir las malas interpretaciones que existen sobre la industria automotriz de su país cuando se reúna el 10 de febrero con el presidente estadunidense...

El primer ministro japonés Shinzo Abe buscará corregir las malas interpretaciones que existen sobre la industria automotriz de su país cuando se reúna el 10 de febrero con el presidente estadunidense Donald Trump.

Esos malentendidos existen a varios niveles en Estados Unidos y no solo alcanzan al presidente Trump, dijo Abe este lunes en el comité de presupuesto de la Cámara de Consejeros (Senado) del Parlamento japonés.

El anuncio del jefe de gobierno del país asiático coincidió con la información de que la automotriz Toyota, la más importante de Japón, perdió su posición número uno como vendedora mundial de automóviles ante la alemana Volkswagen AG.

La verdad es que no hay barreras tarifarias en Japón a los automóviles estadunidenses, puntualizó Abe, quien dijo que para los autos europeos sí existen.

Japón no aplica tarifas directas a las importaciones de vehículos provenientes de Estados Unidos, aunque este país ha identificado varios puntos de regulación que generan barreras para ingresar al mercado japonés, precisó la agencia Kyodo.

Abe visitó a Trump en Nueva York el pasado noviembre cuando el estadunidense era mandatario electo, y su reunión del 10 de febrero seguirá a la que el jefe de la Casa Blanca tuvo con la primera ministra británica Theresa May el pasado viernes.

Antes de esa reunión, Abe se reunirá con el presidente de Toyota, Akio Toyoda, acompañado probablemente del secretario de gabinete de gobierno, Yoshihide Suga.

La automotriz japonesa realiza el 30 por ciento de todas sus ventas globales en América del Norte, y tiene 10 de sus 50 centros de producción mundiales en Estados Unidos.

Trump ha amagado a esta automotriz con imponerle un fuerte impuesto fronterizo si continuaba con sus planes de construir una planta en México y exportar vehículos a Estados Unidos.

En tanto Toyota Motor Corp. anunció ventas el año pasado de 10 millones 175 mil vehículos, 0.2 por ciento más que en 2015, mientras la alemana Volkswagen AG vendió 10 millones 312 mil unidades, 3.8 por ciento más que el año anterior.

Las diferencia de 137 mil vehículos desbancó a la automotriz japonesa del primer lugar en ventas mundiales que había ocupado por cinco años consecutivos.

Mientras la empresa alemana subió de manera significativa sus ventas en China, la japonesa las vio disminuir en Estados Unidos, señalaron fuentes de la industria automotriz citadas por la agencia Kyodo.