Ocho días de "acciones ejecutivas" que minan legado de Obama

En los primeros ocho días de su gobierno, el presidente estadunidense Donald Trump ha emitido 17 acciones ejecutivas muchas de las cuales revierten las adoptadas por su antecesor Barack Obama en los...

En los primeros ocho días de su gobierno, el presidente estadunidense Donald Trump ha emitido 17 acciones ejecutivas muchas de las cuales revierten las adoptadas por su antecesor Barack Obama en los frentes migratorio, de salud, comercio, energía y salud reproductiva, entre otras.

Trump inició la frenética expedición de órdenes ejecutivas y ordenanzas en su primer día en la Presidencia al instruir a todas las agencias de gobierno a minimizar el impacto económico sobre los pacientes provocados por le Ley Asequible de Salud o Obamacare.

Las órdenes ejecutivas emitidas por los presidentes de Estados Unidos son instrumentos del poder del ocupante de la Casa Blanca para normar la conducta del gobierno federal desde los tiempos de George Washington, aunque tienen límites y están sujeta a revisión judicial.

Aunque no están consagradas formalmente en la Constitución de Estados Unidos, están sujetas a revisión y, ocasionalmente, son emitidas por los presidentes para revertir el efecto de las acciones previas de sus antecesores. Por ley, deben ser publicadas por el gobierno federal.

Las primeras acciones ejecutivas de Trump para el control fronterizo, la detención de inmigrantes y contratación de agentes federales, han sembrado desconcierto entre los estadunidenses y ciudadanos de otros países.

En el caso de México, los directivos de todas las agencias de gobierno deberán "identificar y cuantificar" todas las fuentes de asistencia federal anual directa o indirecta durante los pasados cinco años, incluyendo la ayuda bilateral y de desarrollo multilateral, la asistencia económica , humanitaria y militar.

La directriz está incluida en la orden ejecutiva "Seguridad Fronteriza e Mejoras a la Aplicación de las Leyes de Migración" que Trump firmó el pasado 25 de enero.

Esta información debería ser turnada al secretario de Estado, quien a su vez deberá presentar a Trump un reporte consolidado "reflejando los niveles de tal asistencia que ha sido provista cada año durante los pasados cinco años".

La orden mediante la cual se ordenó la construcción del muro con México, instruyó también al Departamento de Seguridad Interna (DHS) a presentar un reporte estadístico sobre los inmigrantes indocumentados detenidos en la frontera con México o cerca de ella.

Además, instruyó a las agencias de gobierno a detener todas las nuevas regulaciones hasta que sean revisadas por la nueva administración.

Trump también firmó tres órdenes ejecutivas, incluyendo una mediante la cual su gobierno puso fin de manera efectiva a la participación de Estados Unidos en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

De igual manera, firmó las llamadas Reglas del Aborto de la Ciudad de México, la cuales requieren que organizaciones no gubernamentales extranjeras no provean o promuevan servicios de aborto si reciben fondos del gobierno de Estados Unidos.

La orden no tiene nada que ver con México, y su nombre obedece a que la política fue adoptada en 1984 en la Conferencia Internacional de Naciones Unidas sobre la Población que tuvo lugar en la capital mexicana.

La tercera de las directivas firmadas ese día instruyó igualmente a las agencias de gobierno a detener todas las nuevas contrataciones de personal, salvo en el ámbito militar.

El 24 de enero, Trump firmó cinco órdenes ejecutivas para revivir la construcción de dos controversiales oleoductos: el Keystone XL y el Dakota Access Pipeline.

Además, el mandatario firmó una más para alentar la construcción en Estados Unidos de la tubería para gasoductos, y otra para hacer mas eficiente el proceso regulador para el sector manufacturero.

La última de las órdenes firmadas ese día instruyó a las agencias reguladoras a hacer expeditos los procesos de evaluación del medio ambiente para la aprobación de proyectos de infraestructura de alta prioridad.

El viernes anterior, Trump anunció nuevas medidas para verificar los antecedentes de refugiados que buscan asilo en Estados Unidos a fin de impedir el ingreso de potenciales terroristas, mediante la firma de una orden ejecutiva para ese efecto.

La Casa Blanca no difundió los detalles y alcances de esa orden ejecutiva –una de las dos firmadas ese día-, pero reportes de prensa difundieron detalles de un borrador según el cual se prohibirá el ingreso total de refugiados durante 120 días.

De igual modo se suspenderá el ingreso de aquellos provenientes de Siria y habrá una prohibición de 30 días sobre la inmigración proveniente de siete países con población predominantemente musulmana: Irán, Irak, Libia, Somalia, Siria, Yemen y Sudán.

El sábado, el presidente Trump firmó tres órdenes ejecutivas que incluyen la definición de una estrategia contra el grupo Estado Islámico (EI) en 30 días, prohibiciones de cabildeo a funcionarios federales y la reorganización del Consejo Nacional de seguridad.

Este domingo, una incursión militar terrena del ejército de Estados Unidos ordenada por Trump en Yemen dejó un primer militar estadunidense muerto y tres más heridos, según informaron fuentes oficiales.