Critica experto que alza salarial en Venezuela sólo pague un café

El aumento del sueldo mínimo nacional decretado por el gobierno venezolano a principios de enero es tan bajo que apenas alcanza para pagar un café diario, afirmó el especialista en derecho laboral...

El aumento del sueldo mínimo nacional decretado por el gobierno venezolano a principios de enero es tan bajo que apenas alcanza para pagar un café diario, afirmó el especialista en derecho laboral Juan José Franceschi.

“En un país con una inflación demencial de más de 500 por ciento, este incremento resulta desconsiderado y una falta de respeto al trabajador”, señaló el exconsultor jurídico de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV).

El especialista dijo a Notimex que a pesar del alza de 50 por ciento, que llevó al salario mínimo de 27.092 bolívares a 40.638 bolívares al mes (59.7 dólares a la tasa más alto del sistema cambiario), el ingreso de los venezolanos está muy por debajo de sus necesidades.

Señaló que hábilmente el gobierno usa como referencia la tasa de cambio preferencial de 10 bolívares para asegurar que la remuneración de los venezolanos es una de las más altas de la región, ya que equivale a cuatro mil 63 dólares al mes (unos 135.46 dólares por día).

“Sin embargo, al hacer la conversión del salario mínimo a dólares, según la tasa de cambio del Sistema Marginal de Divisas (Simadi) empleado para fijar el precio de la mayoría de los bienes que se comercializan en el país, caemos en cuenta de que ello es falso”.

Dijo que el salario mínimo del venezolano calculado con la tasa actual Simadi equivale a casi 60 dólares al mes, o sea dos dólares al día, levemente por encima de lo que se considera el ingreso de un país con pobreza extrema, que es de 1.9 dólares por día.

Mencionó que de los países de la región solo Cuba gana menos que Venezuela. “Allí los trabajadores devengan 27.92 dólares mensuales o 0.93 dólares al día, sin embargo, son compensados con la entrega semanal de una bolsa gratis provista de alimentos básicos”, aseveró.

“Haití, que siempre ha sido considerada la nación menos favorecida, tiene un ingreso mayor que el venezolano, pues allí los trabajadores cobran por jornada laboral 300 gourdes, o 4.84 dólares, lo que al mes significa cerca de nueve gourdes o 133 dólares”, estimó.

Dijo que mientras en Venezuela un trabajador gana 60 dólares, en Colombia el salario mínimo es de 250 dólares, según la tasa de cambio representativa de su mercado, que ronda dos mil 949.60 pesos por dólar. Y en Brasil el salario mínimo es de 937 reales o 290 dólares.

Finalmente, indicó que con la inflación tan alta no hay aumento de salario que pueda proteger el poder de compra del trabajador. Insistió en que mientras la economía venezolana permanezca estancada, el alza salarial por si sola lo que provocará será un mayor incremento en los precios.

Un café diario, a un precio de mil bolívares, representaría al mes 30 mil bolívares, más del aumento aprobado.

Según fuentes independientes, la inflación en Venezuela cerró 2017 con una tasa de 700 por ciento, la más alta del mundo. El Banco Central de Venezuela no ha publicado cifras del desempeño económico en el último año.