Abogan en Guatemala por buena relación comercial en América del Norte

El dirigente empresarial Juan Pablo Carrasco abogó por una buena relación comercial entre los países de América del Norte, que a su vez favorezca la economía y el comercio de la región...

El dirigente empresarial Juan Pablo Carrasco abogó por una buena relación comercial entre los países de América del Norte, que a su vez favorezca la economía y el comercio de la región centroamericana.

Carrasco, presidente de la Cámara Guatemalteco-Estadunidense de Comercio (Amcham), dijo a Notimex que la región esperaba una buena relación comercial de América del Norte (México, Estados Unidos y Canadá).

Lamentó la política proteccionista de Estados Unidos que perfila la administración de Donald Trump, que habría decidido renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

“Como Amcham creemos en el libre comercio y en la apertura de las economías”, afirmó Carrasco, quien reiteró que la buena relación comercial de las naciones del norte, impactará de manera positiva en Centroamérica.

Destacó sin embargo que Centroamérica, como competidor de México en el mercado estadunidense, deberá aprovechar los posibles espacios que se deriven de la negociación de un nuevo acuerdo comercial.

El presidente de Amcham se refirió al respecto al retiro de Estados Unidos del fallido Acuerdo Comercial Transpacífico, que abre oportunidades a las exportaciones centroamericanas y cuyo ingreso parecía destinado a los asiáticos que gozarían de mayores beneficios del mercado estadunidense.

Consideró además inviable la posibilidad de una renegociación del Tratado de Libre Comercio de Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (DR-CAFTA), vigente desde 2004.

“El comercio centroamericano no tiene incidencia en la economía estadunidense. Más bien la balanza comercial es favorable para Estados Unidos, lo que no ocurre con México que tiene una relación superavitaria”, indicó.

Dijo también que Estados Unidos es el principal socio comercial de Centroamérica, pero en el caso de Guatemala en los últimos años se ha logrado la diversificación de mercados y bajó su dependencia del mercado del norte de más de 50 por ciento a alrededor de 35 por ciento de sus exportaciones totales.

Carrasco aseveró que “si sería muy grave” para los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) que la administración Trump imponga tributos o pagos por el envío de remesas familiares.

Dijo que en Guatemala como en el resto de países de la región, las remesas familiares son significativas en las economías nacionales, como en la guatemalteca que representan más del siete por ciento del Producto Interno Bruto.

Los guatemaltecos que viven en Estados Unidos enviaron el año pasado casi siete mil 200 millones de dólares, en tanto que las exportaciones totales del país se estiman en 10.5 mil millones de dólares.