Embajada cubana conmemora 164 aniversario del natalicio de José Martí

En una emotiva ceremonia en el Centro Cultural que lleva su nombre, en la colonia Centro, la embajada cubana encabezó la ceremonia por el 164 aniversario del natalicio del pensador, escritor...

En una emotiva ceremonia en el Centro Cultural que lleva su nombre, en la colonia Centro, la embajada cubana encabezó la ceremonia por el 164 aniversario del natalicio del pensador, escritor, periodista y filósofo José Martí.

Luego de escucharse los himnos nacionales de México y Cuba y de depositar ofrendas florales en el monumento del prócer ubicado en el lugar, el embajador de la isla en México, Pedro Núñez Mosqueda, destacó que el pensamiento del también poeta está vigente.

Expuso que José Martí opinaba que ”hay que andar en cuadro apretado como la plata en las raíces de los Andes”, lo que es un llamado a la unidad de América Latina.

“América, como una sola patria, la que está al sur del río Bravo; la que Martí quiso, la que soñó, la que defendió y por la que peleamos los cubanos y los mexicanos, porque creemos que un mundo mejor es posible”, dijo.

Entre representantes del cuerpo diplomático y autoridades del Gobierno de la Ciudad de México, recordó que México siempre fue un abrigo cariñoso de los cubanos que soñaron y pelearon por la independencia de su patria a lo largo de varios siglos.

“José Martí, el héroe nacional de Cuba, recibió en particular el cariño de los mexicanos desde que llegó a esta tierra por primera vez, en 1875. Aquí encontró albergue seguro, calor entrañable y amor infinito. Aquí trabajó, escribió, amó y desplegó una intensa actividad en favor de la independencia de Cuba”.

Externó que hablar de Martí “es precisamente hablar de lucha intensa y permanente por la independencia, la soberanía, la libertad: es hablar de lucha plena por la dignidad del hombre, por la justicia social”.

Fue un humanista, un escritor y poeta, pero ante todo un revolucionario y un anti imperialista. “Sus ideas están vigentes. Vive cada día en el corazón de los hombres y mujeres que creen que un mundo mejor es posible”.

Subrayó que “José Martí no es un hombre de museo; sus ideas están entre nosotros y guían nuestras acciones”.

Destacó que aun cuando murió muy joven, a los 42 años, cayó de cara al Sol, como quería, combatiendo en los campos de Cuba para hacer realidad sus sueños de independencia y libertad”.