Líder de Hamás considera un éxito su visita a Egipto

El líder del movimiento islamista palestino Hamás, Ismail Haniye, dio por concluida con "éxito" su primera visita a Egipto desde el derrocamiento del presidente egipcio y aliado Mohamed Mursi.Una...

El líder del movimiento islamista palestino Hamás, Ismail Haniye, dio por concluida con "éxito" su primera visita a Egipto desde el derrocamiento del presidente egipcio y aliado Mohamed Mursi.

Una delegación del movimiento Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza, concluyó una visita a Egipto para abordar con responsables de este país las perspectivas de reconciliación con la corriente nacionalista Al Fatah, que lidera el presidente palestino Mahmud Abas.

Los palestinos realizaron una serie de reuniones con el jefe de la Inteligencia de Egipto, Jaled Fauzi, interlocutor habitual del gobierno egipcio con Hamás, informó el grupo islamista en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias MENA.

Además de la posible reconciliación con Al Fatah, en la reunión se abordó la situación en Gaza por el bloqueo israelí, la seguridad en las fronteras, la apertura del paso fronterizo de Rafah y la crisis de la electricidad en la Franja.

Hamás considera que la visita de Haniye ha arrojado un "resultado positivo", según el comunicado recogido por la agencia MENA, en lo que supone un intento para normalizar las relaciones, deterioradas tras la caída de Mursi en 2013 por un golpe de estado militar.

Mursi pertenece a la organización Hermanos Musulmanes, de la que Hamás terminaría emergiendo.

Este sábado, Egipto reabrirá por primera vez en más de un mes el paso de Rafah que conecta con la Franja, durante un periodo de cuatro días a partir de hoy.

El paso ha sido abierto por Egipto de forma intermitente durante 2016, después de permanecer cerrado durante 344 días el año anterior, alegando motivos de seguridad.

Las más de millón y medio de personas que viven en el interior de la Franja continúan teniendo dificultades para cubrir sus necesidades debido a las limitaciones impuestas sobre mercancías que entran y salen del enclave, tras casi una década desde que diera comienzo el bloqueo israelí.