Nuevas plataformas ganan terreno frente a televisión abierta y de paga

Los mexicanos que consumen contenidos audiovisuales se han transformado a través del tiempo, y si bien la televisión detonó una oferta diversa a partir de la definición de una variedad de formatos...

Los mexicanos que consumen contenidos audiovisuales se han transformado a través del tiempo, y si bien la televisión detonó una oferta diversa a partir de la definición de una variedad de formatos, programas y producciones, hoy en día se identifica una mayor abundancia de plataformas, dispositivos y generación de contenidos.

En un estudio realizado por The Competitive Intelligence Unit (CIU), se explica que el surgimiento de nuevas alternativas en el acceso y provisión de contenidos audiovisuales han detonado una creciente competencia por captar la atención de la audiencia.

Refiere que la adopción de nuevas plataformas y diversificación de preferencias de consumidores mexicanos registra un crecimiento incesante y significativo de las plataformas Over-The-Top (OTT), ganando terreno frente a la televisión abierta y de paga.

Es decir, al finalizar el 2016, se anticipaba una contabilidad de 6.7 millones de suscripciones a plataformas OTT, equivalente a un crecimiento anual de 39.6 por ciento y una adopción entre los hogares de 18.8 por ciento.

Si se continúa con la tendencia, se aproximaría precipitadamente a alcanzar la base de hogares que consumen contenidos de televisión abierta, que son 43.8 por ciento o 14.4 millones, e incluso aquella que cuenta con TV de paga, 58.5 por ciento o 19.2 millones.

De acuerdo con el análisis dado a conocer por medio de un comunicado, de manera adicional se identifica una uniformidad de preferencias de los consumidores por estas plataformas entre grupos de edad.

La adopción de servicios, según los grupos de edad, es igual entre la generación de Millennials de entre los 21-30 años, y de Baby Boomers, de más de 50 años, misma que asciende a 20.4 por ciento.

Por su parte, la segmentación por Niveles Socioeconómicos (NSE) identifica un contexto similar, la proporción de personas que hacen uso de estos servicios en todos los rangos de NSE se aproxima al promedio general de adopción en hogares de 18.8 por ciento.

Dicha preferencia es más homogénea entre los consumidores, atribuible a la creciente adopción de Internet entre los hogares, equivalente a 43.2 por ciento, así como a la facilidad en el acceso y uso de las plataformas digitales, con una oferta de contenidos multidispositivo, producciones originales, un catálogo amplio y precios asequibles para los consumidores.

A partir de todo ello, es un hecho que, ante este escenario de incesante crecimiento en la adopción de las plataformas OTT y su cada vez mayor ganancia entre las preferencias de los consumidores de contenidos audiovisuales, independientemente de su edad o NSE, éstos representan una alternativa que compite con la televisión abierta y de paga, concluye la investigación.