Kenia niega reivindicaciones de Al-Shabab en su ataque a base militar

El Ejército de Kenia confirmó hoy que el grupo Al-Shabab atacó una de sus bases militares en el sur de Somalia, pero negó que haya matado a 57 soldados kenianos y tomado el control del complejo, como...

El Ejército de Kenia confirmó hoy que el grupo Al-Shabab atacó una de sus bases militares en el sur de Somalia, pero negó que haya matado a 57 soldados kenianos y tomado el control del complejo, como aseguran los militantes somalíes.

Fuentes castrenses en Nairobi precisaron este viernes la información sobre el ataque, horas después de que el grupo aseguró que sus combatientes atacaron una base militar de Kenia en la ciudad somalí de Kulbiyow, cerca de la frontera entre ambos países.

Al reivindicar el ataque, un portavoz del grupo islamista sostuvo que esta mañana los mujahidines (combatientes) detonaron dos coches bomba en la base militar antes de irrumpir en el interior, donde mataron a 57 soldados kenianos, y tomaron vehículos y armas.

Afirmó que los soldados huyeron hacia el bosque y los combatientes asumieron el control de la base, la cual sirve de cuartel a la Misión de la Unión Africana en Somalia, de acuerdo con reportes del periódico keniano The Standard.

“Estamos cazando a los soldados que escaparon”, añadió el vocero, quien indicó que el grupo también perdió combatientes pero sin mencionar alguna cifra.

El ejército keniano negó las reivindicaciones de Al-Shabab y las calificó como “falsas”, pues el grupo “es conocido por la propaganda que hace, pero lo que está diciendo sobre el ataque es incorrecto, incluyendo el número”.

El coronel Paul Njuguman, portavoz de las Fuerzas de Defensa de Kenia, declaró a la cadena de noticias Al Yazira que el grupo armado efectivamente lanzó un ataque contra la base militar, pero no tomó el control y tropas kenianas fueron desplegadas para hacerles frente.

De hecho, precisó que por el momento no podía decir más acerca de lo que ocurre ya que intensos combates siguen en curso, pero que una vez que terminen las operaciones el ejército dará detalles concretos y números precisos.

Al-Shabab lanza con frecuencia ataques contra las tropas de la Unión Africana (UA) estacionados en el país del Cuerno de África, sin embargo esta vez “fue un mal día” para el grupo, agregó Njuguman.

Las estimaciones de bajas que proporcionan los militantes islamistas difieren de manera notable de los datos oficiales, pero el grupo ha ido perdiendo extensas zonas del terreno conquistado en Somalia gracias a la ofensiva de las tropas africanas.

Al-Shabab busca derrocar al gobierno somalí y expulsar del país a las fuerzas de paz africanas, integradas por soldados de Kenia, Yibuti, Uganda, Etiopía y otras naciones del continente.