Se suma vicepresidente Pence a marcha antiaborto

Miles de estadunidenses protestaron hoy contra el aborto, en el marco del aniversario de la decisión judicial que lo hizo legal en Estados Unidos, en una movilización que sumó por primera vez al...

Miles de estadunidenses protestaron hoy contra el aborto, en el marco del aniversario de la decisión judicial que lo hizo legal en Estados Unidos, en una movilización que sumó por primera vez al vicepresidente Mike Pence.

“El derecho a la vida está ganando en Estados Unidos y la de hoy es una celebración del progreso que hemos hecho en la causa... Les pido que sigan”, dijo Pence ante los activistas que descendieron al Paseo Nacional, el llamado Mall, a pesar de fuertes vientos y bajas temperaturas.

Trump, conocido por su orientación religiosa, confirmó que Trump anunciará la próxima semana a su nominado a la Suprema Corte de Justicia, en remplazo del fallecido magistrado Antonin Scalia, considerado uno de los más conservadores en la historia de la institución.

“El presidente Trump anunciará un nominado... que mantendrá las libertades de Dios consagradas en nuestra Constitución en la tradición del finado y gran magistrado Scalia”, adelantó Pence.

Al cumplirse la primera semana de la toma de posesión de Trump, la marcha congregó a miles de manifestantes, tanto opositores como simpatizantes del aborto, en lo que se ha convertido en una movilización tradicional anual en la capital estadunidense.

Entre los opositores figuraban algunos latinos, incluidos varios mexicanos. Un padre de familia que declinó ser entrevistado llegó enfundado en un suéter con la imagen de la Virgen de Guadalupe. “Si A La Vida. No al Aborto”, rezaba la leyenda que acompañaba a la imagen religiosa.

Un grupo de manifestantes marchó frente al edificio de mármol blanco de la Suprema Corte de Justicia, portando colectivamente una cruz de madera blanca “En Memoria de los Niños Abortados”.

Ante la multitud, Pence prometió que el presidente Trump buscará que el Congreso ponga fin a los fondos federales para las clínicas que practican abortos en Estados Unidos.

El lunes Trump restableció una política para evitar que recursos del gobierno federal lleguen a organizaciones internacionales que promueven la salud reproductiva.

Apenas esta semana la Cámara de Representantes aprobó por separado un proyecto de ley que hace permanente la prohibición del uso del dinero de los contribuyentes para financiar abortos.

La llamada enmienda Hyde, bautizada así en honor del representante Republicano Henry Hyde, fue aprobada por 238 votos a favor y 183 en contra, en una de las primeras acciones de la nueva legislatura.

La iniciativa bloquearía además que los recursos fiscales aprobados por el Congreso para el Distrito de Columbia sean usados para el soporte de clínicas de aborto.