Joven es intervenido con éxito en Yucatán por lesiones cervicales

Especialistas del Hospital “Doctor Agustín O'Horán” realizaron una cirugía exitosa a un adolescente sufrió graves lesiones cervicales al derrapar con su motocicleta en el tramo Sihó-Halachó.El...

Especialistas del Hospital “Doctor Agustín O'Horán” realizaron una cirugía exitosa a un adolescente sufrió graves lesiones cervicales al derrapar con su motocicleta en el tramo Sihó-Halachó.

El director del nosocomio, Carlos Enrique Espadas Villajuana, aclaró que en el nosocomio no se realizan este tipo de procedimientos de alta especialidad, pero ante el riesgo de que falleciera el paciente, de 14 años de edad, la Secretaría de Salud de Yucatán instruyó a las unidades a sumar esfuerzos.

Explicó que fue entonces cuando se movilizó el equipo necesario para salvaguardar la integridad del menor, el cual ha tenido una recuperación satisfactoria y podría egresar en cualquier momento.

Destacó que de no haberse realizado la cirugía, pudo fallecer al más mínimo movimiento brusco del cuello o permanecer cuadripléjico en una cama.

Asimismo, hizo un reconocimiento a todo el equipo multidisciplinario participante y personal de enfermería, por su humanismo y entrega a favor del joven.

La madre y padre del menor intervenido expresó su gratitud a las autoridades y a los médicos participantes por haberle salvado la vida a su hijo

Por su parte, José Enrique Martel Montejo, ortopedista y cirujano de columna que intervino en el procedimiento, indicó que fueron tres las cirugías realizadas.

La primera, dijo, consistió en liberación por vía exterior, la segunda fue para reducción y fijación vía posterior, y la tercera, para fijación por vía anterior.

Afirmó que es la primera intervención de este tipo en la historia del hospital y en el estado, que se realiza con este grado de dificultad.

Martel Montejo estimó que el costo de este procedimiento en medicina privada oscila en aproximadamente 500 mil pesos.

Para realizarlo, apuntó, se requirió una caja cervical, así como cuatro tornillos y dos barras, equipamiento que le permitió a Jonathan, como se llama el joven, a acceder a una calidad de vida, ya que ahora camina con perfecta normalidad.

Durante la intervención, el doctor José Enrique Martel fue apoyado por el médico cirujano de columna, Heberth Gómez Villegas, la anestesióloga Lizeth Dorantes y un equipo multidisciplinario conformado por 15 especialistas en medicina, así como personal de enfermería.