En Nuevo León coordinan plan para obtener escuelas libres de violencia

A fin de contar con planteles escolares libres de violencia, autoridades de la Secretaría de Salud, Policía Federal y representantes de colegios particulares de la entidad iniciaron los trabajos para...

A fin de contar con planteles escolares libres de violencia, autoridades de la Secretaría de Salud, Policía Federal y representantes de colegios particulares de la entidad iniciaron los trabajos para contar con programas que prevengan y detecten problemáticas en las escuelas.

El titular de la Secretaría de Educación, Arturo Estrada Camargo, consideró necesario trabajar de manera conjunta desde la función que le corresponda a cada quien.

Expresó que como parte de estas acciones de prevención de violencia escolar, se proyecta aplicar el programa "Escuela para Padres", que se imparte en los planteles oficiales, en los colegios particulares.

"Si nosotros en nuestra casa no estamos al pendiente de que ven nuestros hijos en las redes sociales, ni que comparten con sus compañeros, va ser difícil que en esta época de modernidad entendamos en qué están pensando" expresó el funcionario.

A su vez, el encargado del II Agrupamiento de la División de Gendarmería de la Policía Federal, Inspector General José Luis Rincón Alvarado, dijo que a través de pláticas y actividades dentro de los planteles se implementa la prevención y detección de conductas irregulares.

Consideró que con la suma de esfuerzos es como se logrará prevenir la violencia en los planteles, aunque los valores se adquieren en casa.

Rincón Alvarado destacó el interés de las autoridades en poner a disposición de los colegios particulares los programas oficiales para beneficio de los alumnos.

"Vamos a emprender un programa en donde a los padres nos puedan dar estas herramientas para poder llevar a una mejor educación a nuestros hijos y que sea desde casa donde los mandamos bien armados, pero bien armados en valores y en ser mejores ciudadanos", mencionó.

Los funcionarios participaron en la primera reunión denominada "Prevención de la Violencia", convocada por la presidenta de la Unión Neolonesa de Padres de Familia, Luz María Ortiz Quintos, la cual se llevó a cabo tras los hechos violentos registrados el 18 de enero en un colegio privado de la ciudad donde murió un escolar.