Realiza Texas la segunda ejecución del año y la tercera en EUA

Texas aplicó la pena de muerte mediante inyección letal al reo afroamericano Terry Edwards, por el homicidio de dos empleados de un restaurante de comida rápida Subway en 2002.En lo que representa la...

Texas aplicó la pena de muerte mediante inyección letal al reo afroamericano Terry Edwards, por el homicidio de dos empleados de un restaurante de comida rápida Subway en 2002.

En lo que representa la segunda ejecución que realiza en lo que va del año y en la tercera que se registra en Estados Unidos, Edwards, de 43 años de edad, fue declarado muerto a las 22:17 hora del jueves (04:17 GMT del viernes).

Voceros del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) informaron que Edwards murió después de que se le inyectó una dosis de pentobarbital, en la cámara de la muerte de la Unidad Penitenciaria Walls, en Huntsville, Texas.

Su ejecución se pospuso por varias horas mientras que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos resolvía su ultima apelación la noche del jueves.

De acuerdo con las autoridades, Edwards fue despedido de su trabajo en un restaurante “Subway” de Dallas por presunto robo de dinero y un par de semanas después, el 8 de julio de 2002, regresó al lugar acompañado de su primo, Kirk.

Según la acusación, Edwards y su primo asaltaron el establecimiento y mataron a los dos empleados del lugar, Mickell Goodwin, de 26 años, y el gerente Tommy Walker, de 34 años.

Un testigo reportó haber visto a Terry Edwards tirar una pistola en un contenedor al otro lado de la calle. Edwards fue arrestado poco después.

Su primo Kirk Edwards se declaró culpable de robo a cambio de una condena de 25 años con posibilidad de libertad condicional. Terry, que en contraste con su primo no tenía antecedentes de violencia, según sus abogados, recibió la pena de muerte en 2003.