Ejecuta Texas a un segundo reo en menos de tres semanas

El estado de Texas ejecutó a Terry Darnell Edwards, condenado por el homicidio de dos personas cuando entró a robar en un restaurante del que había sido despedido, informaron autoridades locales.De...

El estado de Texas ejecutó a Terry Darnell Edwards, condenado por el homicidio de dos personas cuando entró a robar en un restaurante del que había sido despedido, informaron autoridades locales.

De acuerdo con el diario Dallas News, se trata del segundo reo sentenciado a la pena capital que ejecuta Texas en lo que va de año, y el tercero a nivel nacional, después de Christopher Wilkins y Ricky Javon Gray, ajusticiados en Texas y Virginia los pasados 11 y 18 de enero.

Edwards, un hombre negro de 43 años, fue declarado muerto a las 22:17 horas locales (04:17 GMT) tras recibir una inyección letal en la cárcel de Huntsville, según notificó el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

El portavoz del Departamento de Justicia Criminal, Jason Clark, especificó mediante un comunicado que las últimas palabras de Edwards antes de recibir la inyección letal fueron "sí, hice la paz con Dios. Espero que todos ustedes hagan la paz con esto”.

El condenado siempre sostuvo que la persona que disparó fue su primo Kirk Edwards, quien se entregó a las autoridades como cómplice y, en su momento, fue condenado a 25 años de prisión.

En un editorial publicado el miércoles, el periódico Dallas Morning News recomendaba detener la ejecución porque existían muchas interrogantes rodeando el caso y era necesario aclararlas.

"Estas dudas no presentan a Edwards como inocente, pero ponen dudas sobre si el jurado no se habrá equivocado al determinar que él había apretado el gatillo y que merecía morir", señala el texto.