Que México pague por un muro no es negociable: Videgaray

México pidió hoy respeto y ofreció respeto en su relación con Estados Unidos y espera que las diferencias “profundas” con el gobierno del presidente Donald Trump puedan ser superadas dado el...

México pidió hoy respeto y ofreció respeto en su relación con Estados Unidos y espera que las diferencias “profundas” con el gobierno del presidente Donald Trump puedan ser superadas dado el potencial para fortalecerla, aseguró hoy aquí el canciller mexicano Luis Videgaray.

El funcionario indicó que aunque el gobierno mexicano está abierto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dejó claro que no aceptará condiciones como pagar por un muro en la frontera con Estados Unidos.

“Hay cosas que no son negociables. El hecho de que México pague por un muro no es negociable. Los ciudadanos no le exigen a su vecino que pague por el muro de su casa”, precisó el canciller en conferencia de prensa en la embajada mexicana en Washington.

Acompañado por el secretario de Economía, Idelfonso Guajardo, y por el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Carlos Sada, Videgaray insistió que su presencia en Washington fue para poner en marcha un diálogo constructivo, respetuoso y basado en principios claros.

“Estas reuniones tuvieron como propósito iniciar una conversación; definir mecánicas, tiempo; empezar a delinear cual será la forma de trabajo; fueron conversaciones de carácter preliminar, no son todavía negociaciones”, precisó.

Dijo que en su reunión con el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Michael Flynt, quedó de manifiesto la voluntad recíproca de seguir trabajando “y de revisar cómo estamos trabajando para imprimirle mayor eficacia el trabajo conjunto en contra de las amenazas que compartimos”.

“Vemos que hay un gran interés de establecer contactos muy pronto con las agencias relevantes del gobierno mexicano y nuestra labor como cancillería es precisamente establecer los primeros contactos y asegurar que haya un diálogo fluido”, destacó.

El funcionario reiteró su valoración en el sentido de que, pese a todo, existe una oportunidad “muy importante” de profundizar la colaboración en materia de crimen organizado y prevención del terrorismo.

“Yo lo que percibo es que hay un ánimo alentador para llegar a buenos acuerdos, acuerdos que por supuesto sean buenos para las dos partes. Como dijo el presidente Enrique Peña Nieto, de lo que se trata es de llegar a acuerdos que sean ganar-ganar. De crear valor para la relación”, enfatizó.

Videgaray calificó de “sorpresivo” y “preocupante” el anuncio hecho en la mañana por Trump, condicionando el encuentro de la próxima semana aquí con el presidente Enrique Peña Nieto a que México acepte pagar por el muro.

El funcionario lamentó que este anuncio se haya producido en momentos en que se reunían con funcionarios de la Casa Blanca, truncando la oportunidad "de tener un diálogo inmediato apenas unos cuantos días de la toma de posesión del presidente Trump".

“Ante esa situación expresamos, tras consultas con el presidente de la República, lo que hemos dicho una y otra vez. Siempre de manera respetuosa, pero muy clara y firme. Bajo ninguna circunstancia, México puede pagar por la construcción de un muro en la frontera de Estados Unidos”, indicó.

Videgaray dijo que el gobierno de México reconoce que enfrenta un nuevo principio en una relación con Estados Unidos, “pero hay cosas que no son negociables. Que no pueden ni serán negociables”.

Abundó que, aunque México reconoce la soberanía de Estados Unidos y su derecho para proteger sus fronteras, “no coincidimos en que un muro sea la mejor manera de proteger las fronteras o de generar una buena convivencia entre vecinos”.

“Pero de ahí, pretender que sea el pueblo de México quien pague por un muro es pasar de una acción soberana a algo que es profusamente inaceptable”, sentenció.

Dejó en claro que esta es una línea sobre la que el gobierno de Peña Nieto se mantendrá firme, “un límite que no vamos a cruzar porque se trata de la dignidad del pueblo de México”.

Cuestionado sobre la consideración de Trump para imponer un arancel de 20 por ciento a las exportaciones de México como medida para pagar por el muro, Videgaray advirtió que la medida tendría un impacto negativo para la economía estadunidense también.

“Un impuesto no es una manera para hacer que México pague por un muro. Sería el consumidor estadunidense quien estaría pagando porque aquí en Estados Unidos serían más caros los aguacates, los televisores, las lavadoras", advirtió.

“Queremos tener una relación respetuosa, una relación cordial, una relación muy constructiva en la que logremos buenos acuerdos en favor de México y también en favor de los Estados Unidos, y México es y será gran socio de Estados Unidos”, apuntó.