Autoridad electoral rechaza retiro de propaganda contra exgobernador

La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) rechazó las medidas cautelares solicitadas por el PRI por la supuesta difusión de propaganda que calumnia al jefe del...

La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) rechazó las medidas cautelares solicitadas por el PRI por la supuesta difusión de propaganda que calumnia al jefe del Ejecutivo Federal y al exgobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes.

Respecto al espectacular, que contiene la leyenda “Ánimo, ya falta menos para el 2018. El año de la esperanza” y “La solución es que los corruptos se vayan a la cárcel”; los consejeros determinaron improcedente la medida al considerar que no se acreditaba que se incurría en calumnia, por lo que rechazaron retirarlos.

En otro asunto, el pleno rechazó la solicitud de medidas cautelares formulada por Juan Manuel Cortés Pulido contra Margarita Zavala, por la presunta realización de actos anticipados de precampaña y campaña, derivado de la participación de la aspirante presidencial en el programa denominado “En 15 con Carlos Puig”.

Al analizar el video de una entrevista efectuada por Milenio Televisión, alojado en la página web de la televisora, la Comisión estableció que se trataba de un ejercicio periodístico en Internet que, en este caso, no debe ser restringido de conformidad con los criterios emitidos por la Sala Superior del TEPJF.

Finalmente y en acatamiento a una sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la Comisión declaró improcedente la medida cautelar dictada el 20 de enero pasado contra un spot de radio y uno de televisión del Partido del Trabajo (PT) en el Estado de México.

Ello, toda vez que la autoridad jurisdiccional le ordenó adoptar las medidas conducentes para garantizar la transmisión del promocional que de acuerdo a lo pautado por el PT corresponda.

En su resolución, los magistrados de la Sala Superior consideraron que la Comisión del INE ordenó de manera indebida la adopción de medidas cautelares, pues en los spots no se advierte que haya un riesgo de vulneración grave a un principio constitucional o una afectación a los derechos fundamentales de alguna persona.

Además, estimaron que las expresiones emitidas por un aspirante a una candidatura por un cargo de elección popular que tratan temas de interés público y forman parte del debate político no necesariamente deben considerarse ilícitas.

De tal suerte concluyeron que “no se advierte de forma objetiva que en los promocionales se solicitara el voto en relación a un proceso electoral, ni contiene elementos que afecten el principio de equidad”.