Para lograr una ciudad sustentable existen opciones como viajar en bicicleta, reciclar, medir la cantidad de energía eléctrica que se consume o el tiempo destinado al baño diario, que contribuyen al cuidado del ambiente.

Este jueves 26 de enero se conmemora el Día Mundial de la Educación Ambiental y ante la creciente necesidad de preservar la naturaleza, el gobierno capitalino promueve acciones para una ciudad sostenible.

Mediante la Secretaría de Medio Ambiente, la administración local lanzó la campaña “Juntos cuidando nuestro ambiente”, con mensajes sobre ahorro de energía, nuevos patrones de movilidad y manejo adecuado de residuos sólidos urbanos, a fin de involucrar a la ciudadanía en la solución y en las políticas que se ejecutan en la capital para proteger el ambiente.

Entre dichas políticas está el Programa de Acción Climática de la Ciudad de México 2014-2020 (PACCM 2014-2020), que tiene como propósito informar a la población sobre las causas, consecuencias y posibles soluciones al cambio climático.

Lo anterior, además de establecer la corresponsabilidad entre el gobierno y la sociedad para lograr de manera conjunta avances hacia un entorno más sustentable.

A fin de contribuir con la humanidad a conseguir un mundo sin cambios climáticos y escasez de recursos naturales, la autoridad recomienda tomar decisiones respecto a la manera de transportarse, a los alimentos que se consumen y a la necesidad de reciclar diversos materiales.

Subraya la importancia de sustituir el auto por bicicleta en viajes cortos, compartir el vehículo para ayudar a disminuir la contaminación, y ahorrar energía al desconectar los aparatos que no utilizados.

El gobierno capitalino recomienda optar por alimentos producidos localmente, lo cual puede hacerse en el Mercado de Trueque, donde se intercambian los residuos sólidos por productos agrícolas, o cultivar en casa algunas frutas y verduras.

También sugiere reducir el consumo de carne y productos de origen animal, pues las granjas industriales contribuyen a la contaminación, y disminuir el consumo de electricidad al desconectar los aparatos que no se usan y secar la ropa al aire libre.

Otra recomendación que hace la autoridad para promover un cambio y reducir la contaminación es separar, reducir y reutilizar los residuos, así como comprar menos y reparar aquello que aún tiene utilidad.

El Día Mundial de la Educación Ambiental se conmemora cada 26 de enero desde 1975 por acuerdo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como un llamado a continuar los esfuerzos de todos los sectores de la sociedad para el cuidado de la naturaleza.

En ese contexto, la Ciudad de México cuenta con diversos espacios en los que los capitalinos pueden participar en procesos de aprendizaje, divulgación científica e integración ciudadana sobre educación ambiental.

En los Centros de Educación Ambiental (CEA'S), los asistentes podrán conocer la flora y fauna propias de la zona y aprender de diversos temas en la materia.