Ampliarán colaboración Sistema de Universidad de Texas y Conacyt

El Sistema de la Universidad de Texas (Sistema UT) en Estados Unidos y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México ampliarán su colaboración académica y de investigación para...

El Sistema de la Universidad de Texas (Sistema UT) en Estados Unidos y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México ampliarán su colaboración académica y de investigación para avanzar en temas estratégicos para ambos países.

Las dos entidades diseñaron el programa ConTex, una iniciativa que en los próximos cinco años consolidará y extenderá la colaboración entre el Conacyt y las 14 instituciones de educación superior que conforman el Sistema de la Universidad de Texas, uno de los más grandes de educación pública superior en Estados Unidos.

ConTex permitirá abrir nuevos puentes de colaboración en capacitación, investigación y descubrimiento científico, explicó el director ejecutivo del programa y vicerrector de Asuntos Internacionales de la Universidad de Texas en San Antonio, el mexicano René Martín Zenteno.

Zenteno visitó Texas para presentar ConTex a académicos y estudiantes de los campus de la Universidad de Texas, en Arlington (UTA) y en Dallas (UTD) y para dialogar sobre esta iniciativa con el cónsul de México en Dallas, Francisco de la Torre.

ConTex abarcará cinco grandes programas de colaboración que comenzarán a desarrollarse a partir de septiembre próximo, explicó Zenteno durante una rueda de prensa en las instalaciones del consulado de México en Dallas.

El primer programa consiste en otorgar becas a nivel doctorado a estudiantes mexicanos con el propósito de que cursen sus programas en alguna de las instituciones del Sistema UT.

La iniciativa prevé entregar financiamiento para por lo menos 150 estudiantes mexicanos en cinco años. La beca cubrirá la matrícula y los honorarios, el estipendio mensual y los costos del seguro de salud por un máximo de cinco años.

Zenteno dijo que bajo el segundo programa, ConTex, otorgará 10 becas postdoctorales (estancias de investigación) por año a científicos de uno u otro país que lleven a cabo investigación en México o en Texas.

La beca, cuya convocatoria para este año fue lanzada en noviembre de 2016 para cerrar en marzo próximo, dotará a los investigadores de un salario anual de hasta 47 mil 500 dólares y seguro médico.

Las becas están abiertas a todas las áreas de estudio, incluyendo las de ciencias ambientales, energía, desarrollo tecnológico, salud, y ciencias sociales.

En el tercer programa, la iniciativa ConTex destinará hasta un millón de dólares anuales en fondos de investigación para ser distribuidos mediante concurso a propuestas de estudios que deberán contar con un investigador de una institución del Sistema UT y un investigador de una institución académica mexicana afiliada al Conacyt.

Bajo este programa, a cada propuesta ganadora se otorgarán hasta 150 mil dólares por un máximo de 24 meses.

El cuarto programa de ConTex concederá becas a profesores, nueve por año por cada país.

Las becas brindaran apoyo con un salario mensual de tres mil dólares a los profesores mexicanos y del Sistema UT que buscan desarrollar proyectos o terminar investigaciones que contengan un componente transfronterizo.

El quinto programa de ConTex pretende estimular a maestros y doctorados de México y del Sistema UT a realizar visitas de corto plazo a instituciones de uno u otro país para participar en experiencias de investigación de seis a 12 meses.

Zenteno dijo que los diferentes programas buscan potenciar más la colaboración académica entre México y Estados Unidos, apoyar los proyectos prioritarios de investigación científica y fomentar la movilidad de profesores y estudiantes para generar un mayor entendimiento mutuo.

Con esta iniciativa se muestra cómo se siguen construyendo puentes entre México y Estados Unidos, opinó Zenteno.

La iniciativa ConTex, un nombre formado de la conjunción de Conacyt y Texas, contará con una oficina y personal propio dedicado solo a administrar, coordinar y fomentar los diferentes esfuerzos de colaboración.

La oficina se ubicará en el campus de la Universidad de Texas en San Antonio.