Identifican como mexicano a hombre que atacó a policía en Arizona

El Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Arizona identificó como Leonardo Peñuelas Escobar, de origen mexicano, al hombre que murió luego que un automovilista le disparó en dos ocasiones para...

El Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Arizona identificó como Leonardo Peñuelas Escobar, de origen mexicano, al hombre que murió luego que un automovilista le disparó en dos ocasiones para defender a un agente de la Patrulla de Caminos.

El DPS indicó que el automovilista, cuya identidad mantiene en reserva, intervino luego que Peñuelas Escobar golpeaba a un agente de la Patrulla de Caminos que respondía a un accidente en la carretera Interestatal 10, al oeste de Phoenix.

Peñuelas Escobar, de 37 años, atacó a golpes al agente Edward Andersson el pasado 12 de enero, cuando el oficial se detuvo para auxiliarlo, después que Peñuelas Escobar volcó su automóvil.

La dependencia indicó que Peñuelas Escobar conducía un automóvil involucrado en una volcadura que provocó la muerte de su acompañante, identificada como Vanessa Monique López, de 23 años, residente de Phoenix.

El agente Andersson, de 27 años, fue atacado cuando colocaba bengalas sobre la carretera, en su intento para que los automovilistas disminuyeran su velocidad.

El DPS indicó que Peñuelas Escobar, un indocumentado, atacó al agente al golpearlo varias veces en la cabeza, hasta que se involucró un automovilista que pasaba por el lugar.

El automovilista ordenó a Peñuelas Escobar detenerse, pero el sospechoso no acató la orden, por lo que el hombre le disparó en dos ocasiones.

Mientras el automovilista le administraba los primeros auxilios a Andersson, “el sospechoso se levantó por segunda vez y comenzó a atacarlo de nuevo", dijo en rueda de prensa el director del DPS, coronel Frank Milstead,

Cuando Peñuelas Escobar se acercó, el automovilista le disparó de nuevo, “esta vez golpeándolo en la cabeza e hiriéndolo mortalmente y terminando la pelea", dijo Milstead.

El DPS reconoció que Peñuelas Escobar carecía de antecedentes penales en Estados Unidos. En cuanto su acompañante, quien murió en la volcadura, tenía pendientes varias órdenes de arresto por posesión de drogas y presuntos robos.

El agente Andersson recibió tratamiento médico, incluyendo una cirugía, para curarle sus lesiones en la cabeza y fue dado de alta el lunes.