El gobierno turco pide permiso para atacar posiciones yihadistas en Siria e Irak de forma conjunta

  • Para "enviar a las Fuerzas armadas turcas a países extranjeros" y "permitir la presencia en Turquía de tropas foráneas".
  • Estados Unidos quiere que Turquía se una a la coalición internacional.

El Gobierno turco ha solicitado formalmente al Parlamento que le autorice a enviar tropas a Siria e Irak y permita la presencia en Turquía de soldados extranjeros para combatir la amenaza yihadista en esos países, ante la expansión de Estado Islámico principalmente.

La petición, enviada anoche a la Presidencia del Legislativo, pide dar luz verde al Ejecutivo para "enviar a las Fuerzas armadas turcas a países extranjeros" y "permitir la presencia en Turquía de tropas foráneas".

Ankara justifica esta solicitud en la necesidad de "tomar todo tipo de medidas, dentro de la legislación internacional, contra la amenaza terrorista contra la seguridad nacional de Turquía y toda clase de riesgos de seguridad". El documento cita expresamente la eliminación de "posibles ataques de organizaciones terroristas desde Siria e Irak" y también los riesgos derivados de una "migración masiva".

Desde que comenzó la guerra civil en Siria, más de 1,5 millones de refugiados sirios han llegado a suelo turco huyendo de los combates entre las fuerzas de Damasco y los distintos grupos rebeldes y el avance del grupo yihadista Estado Islámico.

Engloba en un mandato común los permisos que hasta ahora venía planteando La solicitud del Gobierno pide que ese mandato entre en vigor este 4 de octubre y sea válido durante un año. El mandato autoriza al Gobierno a decidir el alcance, la forma, el momento y el marco en el que desarrollar las operaciones militares. Aparte de los yihadistas de Estado Islámico, Ankara nombra también a la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

El Parlamento turco viene autorizando desde 2007 al Gobierno a intervenir en el norte de Irak contra las bases del PKK, un permiso que el Ejército ha usado en numerosas ocasiones y que se renueva cada año. En 2012 se dio un permiso parecido para actuar en Siria, después del derribo de un cazabombardero turco por ese país.

Esta solicitud del Gobierno engloba en un mandato común los permisos que hasta ahora venía planteando para poder actuar por separado en Siria e Irak. La petición del Gobierno se basa en el artículo 92 de la Constitución, que establece que es el Parlamento el que debe autorizar este tipo de medidas militares.

El Legislativo comenzará mañana a debatir la solicitud y se espera que sea votada este mismo día.

Estados Unidos quiere que Turquía, miembro de la OTAN, se una a la coalición internacional que está atacando posiciones de Estado Islámico en Siria e Irak. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado que la posible participación turca en esa alianza se definirá con detalle una vez que el Parlamento apruebe esta solicitud del Ejecutivo.

Cada vez más países contra el EI

El primer ministro australiano, Tony Abbott, anunció este miércoles que los aviones militares de su país que apoyan a la coalición en la lucha contra el Estado Islámico (EI) comenzarán a volar sobre Irak, aunque sin participar todavía en operaciones de combate.

Australia contribuye desde hace semanas con misiones humanitarias en Irak "Los aviones australianos comenzarán a volar sobre Irak en apoyo a las operaciones aliadas", dijo Abbott en el Parlamento de Camberra, al referirse a un grupo de aviones de alerta preventiva, de control y de abastecimiento de combustible que fueron enviados por su país a Oriente Medio. Abbott aclaró que se trata de vuelos que forman parte de "operaciones de apoyo, no de bombardeo" ya que la participación de los aviones de combate pende de la decisión del Gobierno iraquí y del Parlamento australiano.

Australia contribuye desde hace semanas con misiones humanitarias en Irak y en la entrega de armas y a mediados de este mes aprobó el envío de 600 soldados, ocho cazas F/A18 Super Hornet y otros dos aviones de apoyo.

Además, aviones de la Fuerza Aérea Británica (RAF) atacaron este martes por primera vez posiciones Estado Islámico en Irak después de que el Parlamento del Reino Unido diera luz verde a esos bombardeos el pasado viernes.

Aviones de combate atacaron a un vehículo y una posición armada tras varios días en los que las misiones de la aviación británica se habían limitado a vuelos de reconocimiento para detectar posibles objetivos, informó hoy el ministerio de Defensa británico.

Los dos "ataques de precisión" contra los yihadistas se llevaron a cabo "con éxito, según la evaluación inicial", y los dos aviones han regresado sin incidencias a la base de Akrotiri, en Chipre, resaltó el ministro de Defensa, Michael Fallon.