Más de 55 mil estudiantes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) retornaron este lunes a clases en medio de manifestaciones de maestros y empleados por la falta de pago.

Integrantes de los Sindicatos de Empleados (SUEUM) y de Profesores (SPUM) se declararon en paro de brazos caídos.

Además, los empleados sindicalizados tomaron el edificio de Rectoría para exigir el pago de la última quincena del 2016, la cual aún se les adeuda.

En un comunicado, el tesorero de la casa de Hidalgo, Adolfo Ramos, dio a conocer que la Universidad se encuentra a la espera de un adelanto presupuestal por parte de las instancias federales, para contar con los recursos que permitan cumplir con el pago del adeudo.

El funcionario universitario informó “que la gestión está realizada, pero ahora depende de instancias estatales y federales la fecha en que depositará el adelanto del presupuesto, para cubrir compromisos pendientes del año pasado”.

Ante las manifestaciones sindicales, las clases en las diferentes escuelas y facultades se mantienen prácticamente paralizadas.

Los manifestantes han señalado que permanecerán así en tanto no reciban sus salarios atrasados.