Salud de Chihuahua emite cuidados para evitar accidentes escolares

En la temporada invernal los menores juegan más dentro del salón de clases y otros espacios cerrados con superficies resbalosas, que pueden provocar caídas y golpes, por lo que la Secretaría de Salud...

En la temporada invernal los menores juegan más dentro del salón de clases y otros espacios cerrados con superficies resbalosas, que pueden provocar caídas y golpes, por lo que la Secretaría de Salud recomendó evitar lesiones derivadas de accidentes.

El médico pediatra, Julio Lazcano, del Hospital General Dr. Salvador Zubirán Anchondo, refirió que las lesiones más frecuentes atendidas en el área de Urgencias de los hospitales son el esguince de tobillo, golpes en el cráneo y rostro, heridas en manos y cara, además de fracturas en el antebrazo, codo y clavícula.

En un comunicado, el especialista expresó que los accidentes se presentan cuando los niños juegan en las escaleras, corren sobre superficies irregulares o resbalosas, chocan con algún compañero o se empujan, pues las zancadillas también son comunes, así como el uso de juegos no adecuados a su edad.

Señaló la importancia de que los padres hagan las recomendaciones a sus hijos para prevenir accidentes dentro de la escuela y hacerlos responsables de su propio cuidado.

Los pequeños deben evitar jugar en las escaleras o dentro del salón de clases, pues es un área cerrada en donde pueden tener algún accidente al saltar sobre las butacas, el escritorio y las sillas, o correr cerca del mobiliario del salón como estantes, libreros y archiveros, dijo.

Expuso que se debe instruir a los niños a no jugar con las puertas y ventanas o cerca de las mismas para prevenir lesiones en pies y manos, igualmente resulta peligroso correr o reír con alimentos en la boca, pues se tiene el riesgo de sufrir bronco aspiración.

Señaló que es de vital importancia que los contactos de la luz no estén al alcance de los menores, enseñarles a no correr con lápices, plumas, piezas de los juegos de geometría o tijeras en las manos, así como evitar los juegos violentos entre compañeros.

Además, dijo, los padres deberán permanecer al pendiente de la mochila escolar, pues su contenido no debe exceder más de 10 por ciento del peso corporal del niño, en vista de que le puede causar problemas en la espalda.