Foto México buscará en 2017 dar un panorama de otras latitudes

Una de las mayores cartas del Centro de la Imagen para el próximo año será Foto México, que va a integrar unas 100 exposiciones con la red de la imagen, que estará orientada hacia latitudes diversas...

Una de las mayores cartas del Centro de la Imagen para el próximo año será Foto México, que va a integrar unas 100 exposiciones con la red de la imagen, que estará orientada hacia latitudes diversas, adelantó la directora del recinto Itala Schmelz.

Recordó que el Foto México de 2015 presentó una historia de la fotografía de alguna manera centro europea, por lo que se buscará que el próximo festival dé cuenta de otras latitudes de la imagen.

“De las exposiciones magnas que contaremos y me emociona mucho anunciar es la del maestro Marco Antonio Cruz. Vamos a tener una muestra muy amplia de su obra, una importante revisión de tres curadores que han estado muy cerca de su obra y que son: Alberto Castillo, Alfonso Morales y Laura González”, mencionó.

La muestra de Marco Antonio Cruz es una retrospectiva de su trabajo, un homenaje a su obra y una de las apuestas importantes del 2017, añadió.

Resaltó que uno de los logros de 2016 fue que el Fondo Consejo Mexicano de Fotografía, que forma parte del acervo del Centro de la Imagen, fuera seleccionado para incorporarse al Registro Regional para América Latina y el Caribe del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

“Creo que el gran esfuerzo de este año hecho por el equipo de Conservación del Centro de la Imagen fue generar un programa integral para ese Fondo, es decir, no sólo es que exista un reconocimiento, sino que hay un programa para su resguardo, para su conservación y digitalización y para todo lo que implica tener un archivo saludable que pueda efectivamente difundirse y analizar”, resaltó.

El Centro de la Imagen cerró este año con la Bienal Nacional de Fotografía en su edición 17, que se inauguró el 8 de diciembre con más de 50 trabajos, que ha sido un proceso de selección súper complejo, porque había más de 800 propuestas.

“Llegamos a 50, que es un número bastante más grande que en otros años, y además se trata de una Bienal que está integrando muchos lenguajes y formatos para la imagen de reproducción”, expresó Schmelz.

Es una Bienal que “nos habla con mucha crudeza de nuestro momento actual, de lo que son los medios, el fenómeno de Internet y los celulares, que los autores están integrando estas herramientas a su propia reflexión artística”, concluyó.