Odile siembra el caos en BCS: Sufren rapiñas y restringen el abasto de los combustibles

  • Algunas personas han aprovechado los destrozos para saquear las tiendas y negocios.
  • El sector turístico sólo reporta daños materiales.
  • Para las autoridades, la prioridad es reestablecer los servicios.

Baja California Sur amaneció con la destrucción que dejó a su paso el huracán Odile, que se ha degradado a tormenta tropical.

En el Primer Cuadro de la ciudad se aprecian afectaciones en negocios y las calles quedaron con escombros.

Se sintió bastante agresivo y las ventanas se cimbraban... El caos se apoderó de la ciudadanía de Los Cabos donde se produjeron actos de rapiña.

Tiendas de conveniencia, como los Oxxos, han sido saqueadas por las personas, según reporta Milenio.

También han robado en las farmacias aprovechando que las ventanas estaban rotas.

El dueño de una tienda de licores aseguró que al abrir su negocio se percató que varias botellas habían sido robadas. "Estamos seguros que vamos a tener unas dos semanas para limpiar y ésas son pérdidas considerables", dijo a Milenio Gerardo Rodas, dueño de un hotel en Loreto, otro de los municipios afectados.

Hay desabasto de combustible

Los habitantes comentan que no habían sufrido la fuerza de un huracán desde hacia muchos años: "Se sintió bastante agresivo y las ventanas se cimbraban..."

El Consejo Estatal de Protección Civil de Baja California Sur dijo que aún son incuantificables los daños, por lo que la prioridad es reestablecer los servicios.

Además, el fenómeno provocó la suspensión del servicio de energía eléctrica a 239,211 usuarios, que representan más de 92 por ciento del total de la entidad, informó la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

De acuerdo con los funcionarios de Protección Civil del estado, la falta del servicio eléctrico también provocó el desabasto de combustibles, como gasolina.

Por este motivo, el suministro de este combustible se limitará a hospitales, albergues y unidades de protección civil, con el fin de que puedan auxiliar a la población.