Publican sorprendente caso de esclavitud moderna en Reino Unido

Un nuevo caso de esclavitud moderna ha sorprendido a la opinión pública en Reino Unido tras la publicación de un libro, escrito por una mujer que afirma haber sido sujeta a 13 años de cautiverio...

Un nuevo caso de esclavitud moderna ha sorprendido a la opinión pública en Reino Unido tras la publicación de un libro, escrito por una mujer que afirma haber sido sujeta a 13 años de cautiverio, violación y maltrato físico.

El libro “Secret Slave” (Esclava Secreta) fue escrito por la mujer de 44 años de edad que usa el seudónimo de Anna Ruston, quien describe cómo fue raptada a los 15 años de edad en 1987 por un taxista que la mantuvo cautiva durante más de una década.

El taxista de nombre Malik, a quien ya conocía, la llevó a su casa bajo el pretexto de que la iba a invitar a conocer a su familia y la mantuvo presa a partir de ese día.

“Me dijo ven a conocer a mi mamá y no lo pensé mucho. Me subí al coche y fui a su casa, y cuando quería irme pensé que en cualquier momento diría: ‘vamos ponte tus zapatos y te llevo’, pero nunca sucedió”, narró Ruston a la cadena BBC.

La mujer escribió que durante su cautiverio tuvo cuatro hijos, los cuales le fueron arrebatados y nunca los volvió a ver.

Malik y sus familiares la golpearon, violaron y la sometieron a abuso sexual sadístico y psicológico, antes de que finalmente pudiera escapar.

La historia de la mujer, que no ha sido corroborada, es un recordatorio de que la esclavitud es un problema que existe en el Reino Unido, afirmó en entrevista a la radio BBC el primer comisionado independiente anti-esclavitud, Kevin Hyland.

“Esto no es algo que está sucediendo a millas de aquí. Hemos visto las cifras hasta junio del año pasado y ha habido un incremento en el número de personas de Reino Unido que han entrado al NRM (Mecanismo Nacional de Referencia). Es un gran problema aquí”, señaló.

La mujer declaró al popular programa Today de la radio BBC, que cuando desapareció sus padres no la buscaron porque creció en un hogar donde abusaron de ella y fue criada por su abuela -quien falleció cuando ella tenía once años de edad.

Entre sus relatos se encuentran las veces que fue internada en el hospital debido a heridas terribles ocasionadas por el maltrato al que fue sujeta, pero nunca pudo pedir ayuda a los médicos ya que constantemente estaba rodeada de los familiares de su captor.

Finalmente, la víctima pudo escapar de su cautiverio con la ayuda de una trabajadora social que visitó la casa en la que vivía con los parientes de Malik, tras el nacimiento de su cuarto hijo.

Una vez libre, Ruston rehizo su vida, se casó con su primer novio Jamie, a quien le contó la verdad apenas el año pasado.

La mujer aseguró que tiene miedo de denunciarlo a la policía por temor a que el mismo sujeto -de origen paquistaní- tome represalias de nuevo contra ella o su familia.