Aseguradoras reportan cerca de 800 mil accidentes de autos al año

El sector asegurador reporta cerca de 800 mil accidentes de vehículos asegurados al año, pero 73 por ciento de los automóviles que circulan por el país no cuentan con una cobertura, por lo que en...

El sector asegurador reporta cerca de 800 mil accidentes de vehículos asegurados al año, pero 73 por ciento de los automóviles que circulan por el país no cuentan con una cobertura, por lo que en caso de un incidente, los gastos los absorbe el conductor.

El subdirector de Salvamento y Recuperaciones de AXA Seguros México, Juan Manuel Sánchez Arroyo, comentó que uno de los bienes personales más susceptibles a sufrir daños es el auto, por lo que sugirió contratar un seguro que ayude a mitigar los daños derivados de un accidente.

Los daños comunes de los autos, precisó, son generados por colisiones que afectan la parte estética del auto, posteriormente son los mecánicos en percances de mayor magnitud y finalmente la rotura de cristales.

El especialista refirió que en la actualidad, en México existen cinco coberturas básicas para el seguro de vehículos: robo total (ampara los daños que sufra el vehículo por el robo total perpetrado); daños materiales (cubre los daños que sufra el auto a consecuencia de un choque, vuelvo, rotura de cristales, incendio o fenómenos naturales, entre otros).

También hay la cobertura de gastos médicos a ocupantes; cobertura de responsabilidad civil RC (cubre los daños ocasionados por el vehículo a terceras personas en sus bienes y/o en sus personas) y cobertura amplia.

“No importa con qué tipo de cobertura se cuente, hay situaciones en las que tendrás que hacerte responsable por los daños”, como en caso de conducir en estado de ebriedad, robo de llantas, caída de árboles por tala o poda, advirtió.

Por ello, el directivo subrayó la importancia de conocer las exclusiones del seguro con cobertura amplia como son: ruptura o descompostura mecánica de alguna pieza; falta de resistencia de cualquier pieza del auto como consecuencia de su uso; desbielamiento originado por falta de mantenimiento; agravamiento del riesgo y no tener cubierto el pago de la prima.

Destacó que en caso de accidente y dependiendo del tipo de siniestro, el promedio de reparación es de 15 días hábiles.

Sánchez Arroyo sugirió a los conductores que tienen un seguro, revisar la cobertura que tiene contratada; reportar el daño a la compañía de seguros; solicitar la presencia de un ajustador; evaluar las pérdidas y cubrir el deducible.

Para contratar el seguro, recomendó tener muy claras las condiciones generales de la póliza, así como conocer la cobertura pactada, verificar que el documento tenga impreso el número de póliza y los datos del contratante.

A esta información se suman datos del conductor habitual, información del vehículo (modelo, número de motor, placas) así como referencias sobre la aseguradora, y leer detenidamente las condiciones y exclusiones definidas en la póliza.