Museo Casa Estudio destacó figura del muralista Diego Rivera en 2016

Regresar la figura del pintor y muralista Diego Rivera (1886-1957) a su museo Casa Estudio, situado en la zona de San Ángel a través de cuatro exposiciones, fue la apuesta de ese recinto en este 2016...

Regresar la figura del pintor y muralista Diego Rivera (1886-1957) a su museo Casa Estudio, situado en la zona de San Ángel a través de cuatro exposiciones, fue la apuesta de ese recinto en este 2016, aseguró su director Luis Rius Caso.

En entrevista, el director del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, señaló que el equipo de ese espacio museístico tuvo como objetivo regresar a Diego Rivera al que fue su estudio y casa a través de cuatro temas.

Estos fueron "Diego como director de la Academia de San Carlos"; "Diego Rivera y Kurt Stavenhagen, coleccionistas de arte prehispánico"; "Correspondencia de Diego Rivera y Frida Kahlo", y "30 años Museo Casa Estudio".

En el 2016, se exaltó la figura de Rivera, indicó Rius Caso para quien la visión de un museo contemporáneo, de una casa museo, consiste en "presentar la obra de los artistas, pero todo lo demás, toda la poética del personaje, qué testimonios dejó, qué fotografías tomó, qué registros fotográficos lo consignan y cuáles son sus huellas en tiempo y espacio".

En ello, agregó, "tuvimos un trabajo importante que tiene que ver con la construcción de la memoria, además de traer obra plástica fundamental de Rivera".

Por lo que hace a la exposición "Diego como director de la Academia de San Carlos", dijo que se trató de una faceta que se conoció muy poco del artista guanajuatense en el año de 1929.

"Nos abocamos a presentarlo en su múltiples facetas, una de ellas, como director de la Academia de San Carlos que se conoce muy poco y que ocurrió en 1929 y que se respaldó en un proyecto utópico interesante, dirigido al obrero artista, a la construcción del obrero artista.

"Aunque fue muy efímero su paso por la Academia en calidad de director y que tenía que terminar mal, porque era un proyecto muy ambicioso, dejó una memoria interesante de ese paso", dijo.

En cuanto a "Diego Rivera y Kurt Stavenhagen", contó con la colección de 80 piezas de Juan Hurtado y con la colaboración de los museos Nacional de Antropología y Anahuacalli, así como del coleccionista Antonio Saborit.

"Tuvimos una exposición importante de Diego Rivera como coleccionista de arte prehispánico. Afortunadamente contamos con que la familia Hurtado, nos diera en comodato piezas prehispánicas que Rivera regaló a su última esposa, Emma Hurtado, y que resguardó la familia en un espléndido estado de conservación y que ahora lo regresó a estas casas museo para tenerlas bajo custodia.

"De tal manera que lo trabajamos así, una de las dimensiones de Rivera más importantes y que son las de alguien que descubre desde el terreno del arte y la cultura, al arte prehispánico como un valor fundamental en la historia de México; con ello rescató como antropólogo, al indígena vivo de su tiempo y al indígena de siempre, y al indígena arqueológico a través de estas piezas", señaló.

El recinto situado en la zona de Altavista evocó también al artista con documentos de su vida y obra, recabados por el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap), en la exhibición "Correspondencias... Archivos y fondos del Cenidiap".

"La muestra estuvo conformada por documentos originales en su gran mayoría o bien, reproducciones de documentos casi no vistos, tantos escritos como fotográficos, cartas, mensajes, etcétera, que se cruzaban entre Diego y Frida y también entre muchos artistas de la época.

"Aquí, nos enteramos de información que no conocíamos, así como de temas muy reveladores que sirven no solo para divertirse, sino para reescribir la historia", comentó el director del recinto.

El museo cerró con la exposición "30 años. Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo", que no es más que un reconocimiento a dicho espacio y sus creadores.

La muestra estuvo integrada por 189 piezas entre óleos, acuarelas, estarcidos, más de 70 fotografías y cartas originales de Kahlo a Rivera, además de objetos de arte popular, mobiliario y textiles originales.