Un artista portugués realiza animales callejeros con basura

  • El artista de Lisboa crea sus "collages de objetos" en sitios abandonados donde consigue el material para sus esculturas.
  • Su obra es una crítica al interminable deseo de "tener cosas bonitas" que terminan siendo desechos de la sociedad actual.
<p>Una de las instalaciones urbanas del artista lisboeta</p>
Una de las instalaciones urbanas del artista lisboeta
Bordalo II

Los alambres se conservan curvos por el envoltorio de plástico, el cuerpo es una mezcla de chatarra y material aislante para edificios. De lejos y con ayuda de la pintura, la basura se camufla y forma una gran abeja descansando en el suelo de un rincón descuidado.

El autor de la aparición callejera es el artista portugués Bordalo II (Lisboa, 1987), que describe este tipo de instalaciones como "collages de objetos". Aunque sus obras estén pegadas a una pared, siempre cuentan con elementos salientes, residuos y trastos que encuentra en los lugares (casi siempre abandonados) en los que trabaja. El espray hace el resto, la combinación hace que el espectador olvide por un momento que está ante una pila de desechos.

Escogió como nombre artístico Bordalo II para dejar claro que es el segundo artista de la familia. El primer puesto es para Real Bordalo (1925), su abuelo "y buen amigo", pintor paisajista entregado a plasmar la melancólica belleza de Lisboa. "Supuso para mí una escuela. Aunque hoy recibo diferentes influencias y busco mi propio camino, su trabajo todavía corre por mis venas".

"Una interpretación propia del paisaje urbano"

De estilo figurativo, busca siempre "una interpretación propia del paisaje urbano". Siempre va con "uno o dos bocetos" preparados, luego prueba varias combinaciones de trastos "hasta que encuentro una buena posición para ellos. Eso puede llevar un día o una semana". Ya ha diseminado por Lisboa 10 animales gigantes y unos 100 más pequeños y creados sobre lienzo. Además de sus representaciones de loros, peces, abejas o saltamontes también se lanza a representar vehículos en perspectiva, visiones ambientales de una ciudad, escenas deconstruidas...

'El regalo a la Madre Naturaleza' es una reflexión sobre lo que "le estamos dando" a la TierraLa basura no es sólo una elección artística o "una manera de reciclar", sino "una crítica" a nuestro deseo interminable de "tener cosas bonitas" sin tener en cuenta que esos objetos efímeros formarán parte del gigantesco vertedero que todos construimos. "El mundo se ha vuelto loco", sentencia Bordalo II, que considera a la fauna de nuestro planeta las grandes "víctimas de los actos humanos".

Entre sus trabajos reciente, el artista muestra un especial cariño por una instalación que titula El regalo a la Madre Naturaleza, una llamada a la reflexión sobre lo que "le estamos dando" a la Tierra: un contenedor desbordado de bolsas de basura que el autor convierte con pintura roja y un lazo de cartón en un descorazonador regalo.